Y DE LO NUESTRO, ¿QUÉ? (I)

Recuerda el que esto relata que allá por el marzo de 2.018 y como cabeza de lista de la humildísima coalición “Gentes de El Bierzo” (presentada, a título testimonial, al Congreso y con candidato único al Senado) desgranaba un batería con más de una sesentena de propuestas, medidas y proyectos a fin de relanzar y dotar de futuro a nuestra comarca. Pasados los años, la gran mayoría de tales iniciativas (con una adaptación accesoria y contingente, algunas) continúan con una vigencia práctica indudable. Esto es así, conforme a la impresión particular y compartida por muchos bercianos.

También se subrayaban dos realidades, que significaban la constatación de una nota esencial: la persistencia ancestral y reiterativa de la falta de preocupación de los políticos nativos (o adoptivos) por nuestros pagos y tal situación se expresaba de esta guisa: “las promesas, destinadas siempre al Bierzo; y las concreciones y realizaciones, en Cataluña (y otras zonas prósperas). A mayor agravio, “el porvenir en nuestro territorio se patentiza en que los diversos programas hablan mantenidamente de las mismas cuestiones y compromisos, con lo cual –si se tratara de la calificación de una tesis académica plagiada– deberían calificarse de “cum laude”, en sus justos términos”.

Vamos por consiguiente, pues, a desgranar y plasmar esquemáticamente ciertas proposiciones (a título de exponentes ilustrativos) que adquieren aún más actualidad y urgencia, en estos precisos momentos, si cabe, agrupadas en grupos:

INFRAESTRUCTURAS TERRESTRES DE TRANSPORTES:

Palmariamente, la que se evidencia (a título absolutamente de imprescindible, en el marco de la red básica de comunicación mercantil y viaria terrestre) es la A-72 (Ponferrada-Ourense), puesto que son contados a nivel continental los casos de dos ciudades populosas que no dispongan de una “vía de alta capacidad”. Y mientras tanto, en lo que afecta al ámbito específico de estimular la relación comercial con el norte de Portugal, convendría disponer de alguna virtualidad de mejora: el ramal, entre A Rúa y A Gudiña (conexión con la A-52, en tal sentido) se muestra como irrenunciable.

Implementación del AVE (especializado en el tráfico de mercancías) León-Ponferrada-Monforte de Lemos. Recordemos que próximamente el tiempo empleado en desplazarse a la capital de provincia equivaldrá al que se emplea entre León y Madrid (la capital de España). Y ello sucederá cuando ya se ha renunciando a una comunicación efectiva entre el Bierzo y la vecina Asturias (en su interconexión con el triángulo neurálgico y de desarrollo Avilés-Oviedo-Gijón y su prolongación hacia la Autovía del mar: Gijón Nantes) y se produzca asociado a una nostalgia añeja, rememorando aquella primitiva pergeñación de su itinerario (a través de las Brañas de Faro).

La Autovía minera Ponferrada-La Espina. La Junta regional intervino en una carretera o vía de competencia estatal pretextando una deseable articulación regional obvia (encargándose de una implementar la modernización del tramo León-Burgos, de la transversal N-120: Logroño-Vigo). Por tanto, el trayecto comprendido entre Toreno y Caboalles de Arriba –recorriendo el camino de Hullas del Coto Cortés y por Valdeprado y con un acceso cómodo desde Villablino y pertenece genuinamente a la Administración autonómica– reclama un pronto abordaje e intervención. Esto serviría para la satisfacción de una aspiración antigua, cuya ejecución es tan indispensable como aplazada sine die, recabando la ayuda (y mediante un acuerdo con los Gobiernos central y asturiano) para trazar el diseño de la Vía verde hasta Degaña, al objeto de planificar y completar la construcción de este eje fundamental.

ELEMENTOS LOGÍSTICOS:

Nada se sabe, en estos precisos momentos, del manido Puerto Seco de Toral de los Vados. Esta instalación de intercambio intermodal, asociada a los puertos gallegos (sobre todo, el de Vigo), se vincularía sinérgicamente a la Terminal de Mercancías y la Estación de Alta Velocidad de La Placa.

El Parque Tecnológico (cuya ubicación singular se enclavaba teóricamente en terrenos a su vez lindantes con Ponferrada y Camponaraya respectivamente, a partir del final de la Carretera de los Muelles) se constituyó prácticamente desde su génesis en un “brindis al sol”, ante la desidia de quienes habrían de impulsarlo: que si Nokia, que si Tesla, que la tecnología del grafeno,… (en un proceso de lluvia de ideas o subasta de sueños dorados). Es por ende preciso, en esta tesitura, no disipar esfuerzos ni individualizar excesivamente y asimismo aprovechar las ventajas comparativas o modernos nichos de desarrollo económico que ofrecen nuestras potencialidades materialmente, por su origen netamente local, sostenible y endógeno: energías renovables, innovaciones tecnológicas,… Ante esta determinada contingencia, hace faltar orientar el Campus universitario (su ampliación) en pos de la investigación centrada en la perentoriedad de avances en la eficiencia, el ahorro y la productividad de todo tipo: en los sectores de la pizarra, de los recursos energéticos y minerales,…

LA DESPOBLACIÓN:

En este dominio específico, siempre ha sido esta deriva inapropiada y exponente de una lacra que se ha contemplado y analizado estructuralmente por el regionalismo (desde tiempos alejados o remotos). A principios de esta centuria se aportaron –en este hilo de preocupaciones apenas desveladas en la larga etapa de crisis padecida– soluciones factibles, entre ellas:

Fomentar la fusión de pequeños municipios con una estrategia financiera y fiscal clara, p. ej.: en la asociación estable de entes locales es imprescindible incrementar un 50% todo tipo de transferencias públicas y, además, hace falta bonificar los impuestos a las familias residentes en estas zonas desfavorecidas y sincrónicamente aplicar ciertos plazos de carencia en la implantación de empresas en esos territorios.

Exigir la aprobación de una Ley de Montaña (a modo de estrategia de redistribución racional de habitantes y recuperación del equilibrio espacial de flujos residenciales, que se saldaría con unos efectos positivos similares a los que se aprecian en países como Austria y Suiza), de manera constante y con una vocación de evaluación periódica. Se intentaría primordialmente de aúnar esfuerzos dirigidos a frenar la sangría demográfica, generadora de emigración y atraso socioeconómico y cultural relativamente arraigado (a la vez que paliar así el envejecimiento poblacional).

(Continuará)

                                                                  Marcelino B. Taboada