• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • La Deportiva, en un choque presidido por un constante equilibrio y bastantes imprecisiones, se mostró más efectiva

La Deportiva, en un choque presidido por un constante equilibrio y bastantes imprecisiones, se mostró más efectiva

Llegaban esta mañana los carbayones con una máxima urgencia de puntuar, puesto que ostentaban una negativa situación en la Tabla clasificatoria (sin haber ganado todavía ningún encuentro y ocupando el “farolillo rojo”). Por ello se presumía una confrontación caracterizada por un relativo nerviosismo y pugna denodada por controlar la parcela ancha del campo.

El primer acercamiento con algún peligro al área rival se produjo en el minuto 7: un pretendido envío a puerta del local Pablo Larrea se encaminó por encima del larguero.

En sentido inverso, transcurriendo el minuto 10, una asistencia en ataque del ariete Ortuño no fue aprovechada por su compañero Joselu. Este cabeceó con poca convicción, suavemente, y el cancerbero Manu García detuvo sin ninguna dificultad.

Se entró posteriormente en un intervalo dilatado en que las defensas se imponían sobre los respectivos ataques y la partida se jugaba tratando de apoderarse de la zona amplia del terreno.

Ya afrontando el segundo tercio de disputa, en el minuto 35, el gerundense Óscar Sielva (bastión de los ponferradinos) lo intentó y el balón salió fuera.

A modo de respuesta, relativamente próximos al ecuador de la contienda (concretamente, en el minuto 43), se pudo alterar el sentido del tanteador. En esta ocasión, Saúl Berjón mandó la pelota contra el marco contrario y obligó a intervenir a Manu (que realizó una magnífica parada, salvando a los suyos de irse a los vestuarios en desventaja).

Retornados ambas escuadras de los vestuarios, casi inmediatamente se iban a suceder un par de oportunidades a favor de los foráneos: justamente en el entorno del minuto 46, el lateral zurdo Mossa remite un pase en profundidad destinado a Joselu, este supera a la defensa blanquiazul y su definición correcta hace que su tiro se estrelle en el poste; y, rebasado el minuto 54, nuevamente Saúl Berjón logra conectar con Ortuño (situado solo en el interior del área, en posición franca) mediante una asistencia medida a su cabeza y el yeclano finaliza con gran acierto. Se ponían así en principio, por delante, los visitantes.

Tras estos sustos (uno de ellos con un fruto práctico consumado), tenían que espabilar los anfitriones (alguno de ellos con escaso dinamismo hasta entonces). Y, en cierto modo, esto es lo que acontecería un poco más tarde.

En el minuto 59, el murciano Isi probó fortuna pero el esférico -a pesar de no ir desviado- fue atajado por el guardameta Nereo. Y, a renglón seguido (en el decurso del minuto 60), el mismo Isi sacó con presteza una falta, sirviendo para Yuri (que estuvo muy atento y progresó a la espalda de la retaguardia rival), inventándose una preciosista vaselina a fin de enviar su remate al fondo de las mallas.

Lanzados en pos de la victoria, los comarcanos multiplicaron sus esfuerzos y dominaron levemente a sus oponentes. En el minuto 62 era el susodicho “Isinho” quien ejecutaba un lanzamiento lejano (“a balón parado”). Su ensayo fracasó por un pequeño margen.

No obstante, tampoco se demoraría la obtención de segunda diana de los deportivistas: en el minuto 64, Isi se asociaba con el capitán Yuri con una adecuado servicio, el cual a su vez efectuó un pase dirigido a Pablo Valcarce (tocando ligeramente el cuero en un adversario). El berciano no perdonó y conseguía de esta guisa plasmar la remontada: recogió la pelota suelta y sin dueño, dentro del área y batió por bajo (raseando) al arquero de sus contrincantes.

A partir de este momento, en el tramo restante hasta el epílogo, los que lucían la elástica anaranjada (y habitualmente azulada) buscaron restablecer las tablas y no marchar derrotados. Aunque, a pesar de su propósito, no evidenciaron demasiada intensidad ofensiva. Sus ataques solían desbaratarse ante un buen y firme armazón defensivo rival, ante el que agonizaban sus combinaciones. Solamente cabe resaltar en este apartado un testerazo, protagonizado por Ibra (que había ingresado recientemente, a título de reemplazo, en el césped). El portero Manu García contrarrestaba y neutralizaba cumplidamente tal amenaza.

En conclusión, se presenció un enfrentamiento deportivo sin apreciables dosis de brillantez mas no exento de emoción, espíritu competitivo y de brega y destacadas acciones aisladas.

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

Manu García; Son, F. Russo, Noguera, Luis Valcarce (min. 18, Maxi Villa); Isi, P. Larrea, Nacho Gil (min. 32, Pablo Valcarce); Kaxe (min. 67, Asier Benito) y Yuri.

REAL OVIEDO:

Nereo; Lucas, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa; Tejera, Lolo González (min. 77, Edu Cortina); Joselu, Borja Sánchez (min. 62, Sangalli), Saúl Berjón (min. 80, Ibra); y Ortuño.

GOLES:

0-1 (Ortuño, 55′), 1-1 (Yuri, 60′), 2-1 (P. Valcarce, 64′).

ÁRBITRO:

El Sr. Ávalos Barrera, del Comité catalán. El colegiado enseñó tarjetas amarillas al portero Manu García (min. 41) y “Son” Hidalgo (min. 56), en el bando dirigido por Jon Pérez, “Bolo”; y a Lolo González (min. 28), Mossa (min. 30) y Tejera (min. 78), entre los entrenados ahora por Javi Rozada.

INCIDENCIAS:

Partido (madrugador) correspondiente a la 7ª Jornada de la Liga SmartBank (División de Plata), cuyo escenario fue el Estadio “El Toralín” de Ponferrada. Sus graderíos se hallaban ocupados en buena parte, con la afluencia de unos 6.512 espectadores (conforme al recuento oficial comunicado). Un nutrido grupo de seguidores del conjunto ovetense, procedentes del Principado, se hicieron notar prodigando ánimos a los representantes de sus colores (en determinados instantes y puntuales intervalos).

          Marcelino B. Taboada

Imágenes: uso personal, privado y no comercial.