• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • La Junta de Andalucía ve «impecable» su gestión del brote de listeriosis, al haber actuado «en tiempo y forma» (www.eldiario.es)

La Junta de Andalucía ve «impecable» su gestión del brote de listeriosis, al haber actuado «en tiempo y forma» (www.eldiario.es)

El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha señalado que la administración andaluza ha sido «totalmente transparente».

Lo ha declarado a las puertas de la reunión de todos los consejeros de las comunidades con la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo.

La ministra ha insistido en que el brote está disminuyendo y ha evitado valorar las palabras del consejero, aunque sí ha calificado la crisis como que algo «ha fallado».

eldiario.es, 26/08/2019.

El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha insistido este lunes en que la gestión de la Junta de la crisis alimentaria provocada por el brote de listeriosis ha sido «transparente» e «impecable» y que siempre ha actuado con «la mayor brevedad posible» para atajarla.

Antes de reunirse con el resto de consejeros y con la ministra del ramo –María Luisa Carcedo– para dar cuenta de las actuaciones de la Junta, desde que estalló este brote de intoxicación alimentaria, Aguirre ha negado que Comercial Martínez León fuese una marca blanca de Magrudis, sino que fue una mera distribuidora de carne contaminada de marca La Mechá (que no estaba etiquetada como tal). «No existe ninguna marca blanca, es una empresa a la cual la empresa primaria –Magrudis– le vendía cajas con el sello de La Mechá (que no tenían el nombre puesto para venderlas a restaurantes y comercios)» —ha aclarado.

Desde la Junta —ha proseguido— pidieron a Comercial Martínez León la lista de establecimientos a los que había distribuido la carne (que fue retirada por completo el pasado día 16) y «no se siguió consumiendo». Preguntado por la investigación abierta por la Fiscalía Superior de Andalucía tras recibir la denuncia presentada por la Asociación Defensor del Paciente, Aguirre ha defendido la gestión del Gobierno regional de esta crisis, que ha afectado a más de 200 personas, causando la muerte a otra y siendo investigada (por sospechas) una segunda.

Reunión con Carcedo

Aguirre ha hecho esas declaraciones a la prensa a las puertas de la reunión de todos los consejeros de Sanidad de las comunidades con la ministra en funciones, María Luisa Carcedo. Ella –a las puertas– explicó que durante el encuentro se analizarían las medidas adoptadas para atajar el brote de listeriosis y se haría «una puesta en común», asegurando asimismo que –si fuera necesario– se pondrían en marcha otras nuevas (las cuales no ha detallado). A la salida, también reconoció que algo resultó «estar fallando» en el momento en el que se produjo el brote pero que «se había estado trabajando» en contenerlo, en atender a las personas afectadas y en realizar el seguimiento epidemiológico.

Carcedo ha recordado que los casos de listeriosis no se reducen a este brote, sino que hay entre 300 y 400 notificaciones al año. «No todo se debe a las contaminaciones en procesos de fabricación, sino que las hay cruzadas», ha explicado. Todo esto es «lo que ha analizado con los consejeros»: «tenemos que hacer que funcione la legislación, aplicarla correctamente y en todos los ámbitos de mejora en los que sea posible».

La ministra, al igual que el resto de portavoces de la Junta durante la mañana de este pasado lunes, informó de que el brote está descendiendo (si se atiende al número de afectados) y ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad. «De aquí a unos días las cifras irán bajando y, en un periodo de 15 días, podremos decir que lo tenemos completamente controlado» —ha vaticinado.

Carcedo se ha mostrado prudente al ser preguntada sobre si las autoridades sanitarias andaluzas podían haber actuado antes y sobre las declaraciones del consejero andaluz de que la actuación de la Junta ha sido «impecable» y «transparente». «Ahora vamos a analizar con todas las comunidades cómo fluyó la información» —ha contestado la ministra, que ha recordado que las comunidades intercambian información a través de la red de seguridad alimentaria y que en estos momentos lo que hay que hacer es recoger los datos sobre la situación del brote.