Crisis de salud pública (Greenpeace.org)

9 de cada 10 personas respiran aire contaminado

Amigo/a:

China —el país más contaminante del mundo— fue este año el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebró el pasado 5 de junio y que Naciones Unidas dedica este año a la lucha contra la contaminación del aire.

Pero la contaminación no conoce fronteras nacionales: según datos de la Organización Mundial de la Salud, 9 de cada 10 personas en el mundo no respiran aire saludable y, en España, cada año mueren cerca de 40.000 personas por este motivo. Nos enfrentamos a una crisis de salud pública: casos de neumonía infantil, bronquiolitis y crisis asmáticas se disparan en presencia de estas partículas microscópicas (que se consideran sustancias cancerígenas de primer orden).

Sabemos que la quema de carbón es la principal fuente de contaminación atmosférica en todo el mundo y que las emisiones ligadas al transporte están creciendo más rápidamente que cualquier otra fuente. En ciudades como Madrid y Barcelona, año tras año, se superan los máximos legales de emisiones nocivas ligadas al tráfico: un incumplimiento que perjudica especialmente a la población más vulnerable como menores, tercera edad o personas con enfermedades respiratorias.

Además, las fuentes de contaminación que más afectan a nuestra salud son también las responsables del cambio climático. España es uno de los países que más va a sufrir sus peores consecuencias, en forma de olas de calor, sequías, pérdida de especies o fenómenos meteorológicos extremos.

Amigo/a, desde Greenpeace trabajamos activamenteen la lucha contra el cambio climático y por mejorar la calidad del aire, y reclamamos al gobierno de España que triplique la ambición climática y ponga fecha de cierre del carbón y la venta de coches de combustión antes de 2030. ¡Únete a Greenpeace! >>