La Deportiva suma y sigue… en la cima de la Clasificación

Y casi no se le puede exigir más hazaña ni superior actitud combativa: y esta constatación se traduce en que el juego que viene ofreciendo se caracteriza por su fluidez, orden e intensidad en fases determinadas y, por otro lado, también se observan nítidamente alternativas diferentes en el terreno ofensivo y se generan, en consecuencia, suficientes acercamientos hacia la portería contraria. El conjunto blanquiazul, además, se mantiene invicto y en la cabeza de la Tabla, una vez disputados cinco encuentros y haber encajado solamente un par de tantos.

Esta vez, en el intervalo del comienzo de la contienda, ambas escuadras trataron de imponerse respecto a su pretensión de establecer un ritmo de juego oportuno y favorable a sus colores. Sin embargo, no duró demasiado este período inicial ya que, en el minuto 7, el ariete brasileño y referente de la vanguardia local Yuri tornaba por sus fueros. El lateral diestro Son le suministraba un pase adecuado, se hacía con la pelota su destinatario y remataba sin dilación. En primera instancia, el balón era rechazado por el cancerbero Xabi Irureta para, a continuación, apoderarse el mismo jugador del despeje y definir de manera inapelable. Era una muestra de estar el “pichichi” en plena forma en su faceta anotadora.

No hubo de transcurrir demasiado lapso temporal —alrededor de unos seis minutos— a fin de que la ventaja lograda se ampliara por medio del madrileño Dani Pichín. Apenas superado el minuto 13, otro defensor de los anfitriones (zurdo, en este caso) Ríos Reina cedía la pelota en corto al aludido delantero, en el marco de la ejecución de una falta. Este se decidió a probar fortuna, se internó en el área rival y concretó con un fuerte tiro que se coló hasta el fondo de las mallas.

Aun con este resultado parcial satisfactorio, los bercianos desarrollaron una mayor cantidad de aproximaciones en ataque que sus adversarios y no cejaron en su empeño, antes de la pausa debida al preceptivo descanso. En el minuto 23, nuevamente Xabi Irureta se vio impulsado a reaccionar mostrando sus habituales atributos y así evitó con acierto que Óscar Sielva le batiera (merced al bote de un golpe franco, efectuado en este caso desde el borde del área). Y es que los ponferradinos están evidenciando esta Temporada, a lo largo de su todavía reducida andadura oficial, un cierto peligro en sus acciones “a balón parado”. Y, llegados a la media hora de competencia, Fran Carnicer proporcionaba asimismo un servicio a Yuri, al objeto de que completara la jugada. El capitán de la “Ponfe” alcanzó a conectar y terminar el lance, a través de un testerazo que se fue fuera.

No obstante, después se animaría el choque gracias a que los sanseros acortaban distancias en el minuto 36. Una estupenda asistencia en largo, a la espalda de la línea de retaguardia, de Rubén Valverde permitió a Carlitos cabecear justo en el balcón del área y enviar el cuero a rozar el poste izquierdo de la meta, de forma que se introdujo en la red de sus oponentes.

El final de la mitad de principio se saldó con dos ocasiones a reseñar, añadiendo sendas elaboraciones en el registro de avances del bando local: en el minuto 41, reiteraba su condición de protagonista Dani Pichín (mediante un intento de ensayo desde lejos, culminando una contra perfectamente articulada). El esférico marchaba por encima del travesaño; y, en el minuto 43, el hoy inusualmente activo Yuri lanzaba más bien flojo (situado en el pico del área) y el arquero de sus adversarios neutralizaba con seguridad el leve peligro.

En resumen, encarando los vestuarios, se advertía que un porcentaje apreciable de las oportunidades se habían decantado hacia el cuadro que dominaba en el electrónico, por transmisión de sensaciones y dominio real y palpable.

Y, en lo sucesivo, el guión no mudaría ostensiblemente. Ante la permanencia de las circunstancias básicas precedentes, en el comienzo del segundo acto, se iba ya intuyendo que el reparto de papeles “concertado” se mantendría.

En el minuto 50, Son efectuó un centro desde la franja derecha de la zona adelantada de su equipo y el murciano Isi se benefició de ello, aunque por su forzada posición estrellaría la pelota en el lateral de la red.

En el minuto 65, prosiguiendo en idéntico sentido, era Fran Carnicer quien a causa de una recuperación en las inmediaciones del área de sus adversarios– tuvo en su poder la posibilidad de contribuir con su particular aportación. De cualquier manera sin éxito ya que Yuri, ubicado en el borde de la misma y en a punto de rebasarlo, aplicó su tradicional habilidad aunque sin suerte: el portero neutralizó su chute con facilidad.

El once de la capital del Bierzo se hallaba bien organizado, en el período en torno al ecuador de esta parte (previa a la parte decisiva) y no se atisbaba, en cambio, una variación importante —en el juego y planteamientos de sus contrincantes— en lo que restaba de confrontación. Mas se precisaba que el triunfo se ampliara a los efectos de albergar una tranquilidad absoluta. Y de esta guisa aconteció que entonces, en el minuto 69, el anterior destacado artillero Dani Pichín se reiteraba en su función efectiva de goleador y trataba de asegurar la victoria final. En esta tesitura, Yuri le puso la opción manifiesta e idónea con un pase dirigido a su cabeza. El ex del Rayo Majadahonda gozaría en este lance, consecutivamente y por partida doble, pugnando ante la estupenda probabilidad de marcar: a través de la justa y preliminar oportunidad por alto marrada, encontró a un zaguero en la trayectoria de su remate, mas volvió a apoderarse del balón y, con proverbial tino y una intuición correcta, subió otra diana al casillero de los suyos.

Los que a la conclusión se convertirían en derrotados, a partir de este momento, espabilaron y procuraron contrarrestar la dinámica consolidada. A pesar de este loable propósito, no inquietaban con cierta insistencia a sus competidores. Únicamente en el minuto 83, el guardameta argentino Gianfranco Gazzaniga se vio obligado a intervenir y salir de puños al objeto de cortar el envío (alejando un avance o amago de combinación con un poco de riesgo).

Y, sin prácticamente espacio para revertir lo que reflejaba el electrónico, se sucedieron dos agónicos intentos a reseñar: en el minuto 89, el centrocampista foráneo Zazo se dispuso a aprovecharse de un lanzamiento de córner y, a los efectos de beneficiarse del saque de esquina, logró realizar un cabezazo que salió desviado. E inversamente, en el minuto 90, Pablo Espina (perfectamente habilitado en el segundo palo) no fue capaz de complementar con excelencia su opción: su definición erró por un estrecho margen.

En definitiva, la afición ejemplar de la Deportiva expresó en esta cita su contento y aprobación debido a la labor meritoria hasta ahora plasmada y, lo que es más relevante, con visos de constituirse en la nota predominante de la presente Temporada.

La plantilla representativa de nuestra comarca va adquiriendo paulatinamente un mejor tono basado en la constancia, compenetración colectiva y ritmo de crecimiento paulatino, por lo que no extraña que luzca la vitola de líder en su ámbito específico: la Categoría de bronce del fútbol español.

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

Gianfranco; Son, Jon García, Míchel Zabaco, Ríos Reina; Óscar Sielva, Pablo Trigueros; Dani Pichín (min. 77, Luisma Villa), Fran Carnicer (min. 67, Pablo Espina), Isi (min. 62, Jorge García); y Yuri.

UD SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES:

Xabi Irureta; Rubén Valverde, Pozo, J.C., Sanjurjo (min. 66, Andy Escuredo); Carlitos, Zazo, Nico Kata, Rubén Sánchez (min. 60, Giovanni); Perales y Castel (min. 66, Pablo Martínez).

GOLES:

1-0 (Yuri, 7′), 2-0 (Dani Pichín, 13′), 2-1 (Carlitos, 36′), 3-1 (Dani Pichín, 69′).

ÁRBITRO:

El Sr. Iglesias Gutiérrez, del Comité cántabro. Amonestó con tarjetas amarillas a Dani Pichín (min. 23) y Ríos Reina (min. 27), entre los hombres preparados por Jon Pérez “Bolo”; y a J.C. (min. 20), Xabi Irureta (min. 23), Carlitos (min. 26), Sanjurjo (min. 64) y Nico Kata (min. 78), en el bando visitante (muchos, en el seno del combinado entrenado por Manolo Cano).

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 5ª Jornada de la Liga regular de Segunda División B, en su Grupo I. Al Estadio municipal “El Toralín” asistieron unos 4 508 espectadores (conforme al registro oficial), constituyendo esta abultada cifra una entrada destacada. La hinchada deportivista no falla y, a mayores, esta campaña demuestra una gran dosis de ilusión y optimismo.

                                                                     Marcelino B. Taboada