“El PSOE tiene 77 casos de corrupción abiertos”. (www.intereconomia.com)

8 MAYO, 2018.

La idea de Pedro Sánchez es, según la secretaria de Igualdad socialista, “conseguir una serie de objetivos sociales”, hacer “limpieza” y convocar elecciones después. Pero el PSOE vive con 77 casos de corrupción abiertos.

Una idea que ha hecho que los populares digan que Sánchez pasará a la historia de España “como el judas de la política”, si no retira la moción.

La de aquella portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, había aceptado entonces que la falta de apoyos podría llevar a Pedro Sánchez a perder la moción de censura, pero aún así sostenía que para los socialistas “no se trata de ganar o no ganar” la moción, sino de “cumplir son su obligación ética y democrática”.

El PSOE puede sentirse muy orgulloso de haber cumplido con esa obligación ética y democrática”, había destacado en aquel caso Robles, que a su vez había insistido en que “todo lo demás es accesorio y secundario” y había también subrayado que, “cuando la corrupción ya se había extendido por todo el sistema, era necesario tomar decisiones políticas con independencia del resultado final”.

Pero la realidad del PSOE, en esos precisos momentos, no era muy distinta a la del PP. Que Sánchez Castejón vaya a regenerar las instituciones sonaba en esos instantes a broma de mal gusto, si se tenía en cuenta que el PSOE se hallaba implicado – conforme al recuento efectuado en esa anteriormente aludida fecha– en 77 casos de corrupción política, según indica la web Casos-Aislados.com.

Fue el PSOE el primer partido al que una sentencia judicial firme señaló por financiación irregular, concretamente con el caso FILESA en 1997. El Tribunal Supremo acreditó que el PSOE había obtenido ilegalmente más de 1.200 millones de pesetas, lo que sería a día de hoy más de 7,2 millones de euros, es decir 29 veces lo que la Audiencia Nacional reclama al PP por el caso Gürtel (245.492 euros). Claro que todas estas cantidades son calderilla si las comparamos con el más voluminoso escándalo de corrupción de la democracia, el de los EREs y los cursos de formación de Andalucía: 3.200 millones de euros, un caso que también afecta de lleno al PSOE (que lleva décadas gobernando esa región).

Aviso: uso personal, privado y no comercial.