• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • DENUNCIA AL PRESIDENTE DE LA C.H.M.S. SOBRE EL PELIGRO SOBRE LA SALUD PÚBLICA Y LA FAUNA, GENERADO POR LA INSTALACION DE LA PLANTA DE BIOMASA EN CUBILLOS DEL SIL (por gentileza del representante local de C’s)

DENUNCIA AL PRESIDENTE DE LA C.H.M.S. SOBRE EL PELIGRO SOBRE LA SALUD PÚBLICA Y LA FAUNA, GENERADO POR LA INSTALACION DE LA PLANTA DE BIOMASA EN CUBILLOS DEL SIL (por gentileza del representante local de C’s)

SOLICITANDO DENEGACIÓN DE CONCESIÓN DE AGUAS SOBRE EL PANTANO AL SR. PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA MIÑO-SIL

D. TOMÁS RAMOS FERNÁNDEZ, mayor de edad, con DNI … y domicilio en la Avenida … de Cubillos del Sil (León), como CONCEJAL en el AYUNTAMIENTO DE CUBILLOS DEL SIL, representando al Grupo Político CIUDADANOS, comparece y EXPONE QUE:

Teniendo noticia de que la Comisaria de Aguas de esa Confederación Hidrográfica ha emitido informe proponiendo la imposición de determinadas condiciones al vertido de aguas residuales –generado en las instalaciones de combustión de producción de energía eléctrica a partir de biomasa situada en Cubillos del Sil, León–, para que pueda otorgarse la autorización ambiental integrada solicitada por Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I S.L.

Formulo las siguientes CONSIDERACIONES:

PRIMERA.- VERTIDO INSOSTENIBLE EN EL PANTANO DE BÁRCENA, QUE PONE EN PELIGRO LA SALUD PÚBLICA.

El referido vertido al embalse, proveniente de esa industria, conllevará una serie de inminentes peligros y desastrosas consecuencias. Las personas que tenemos experiencia de anteriores acontecimientos similares tenemos la obligación de poner en conocimiento los desastres vividos, para que se prohíba la concesión este tipo de vertidos.

En Cubillos del Sil hace más de medio siglo que se instaló la central térmica de producción de energía eléctrica propiedad de ENDESA y, desde entonces, esta industria lleva ejerciendo su actividad (empleando combustible de carbón). Esta planta posee dos sistemas de refrigeración:

Uno denominado circuito cerrado, que está compuesto por los dos grupos más nuevos –el 4 y el 5–, los cuales se enfrían con torres de refrigeración; por lo tanto, sin vertido al embalse.

Y el otro sistema de refrigeración es el llamado circuito abierto, compuesto por los grupos 1, 2 y 3. Hoy día, de estos, sólo está en activo el 3. Este sistema de refrigeración –que es más antiguo– vierte las aguas residuales directamente al embalse, del mismo modo que lo pretende hacer la planta de biomasa. A lo largo de la historia ha dado varios problemas de vertidos, siendo alguno de ellos alarmante.

Estas circunstancias se pueden repetir en cualquier momento, ya que hay que tener en cuenta que el colector de este vertido está en la profundidad del pantano y cualquier vertido –intencionado o a causa de algún accidente– pasará en principio desapercibido, pudiendo transcurrir un espacio importante de tiempo hasta que se detecte la contaminación y se determine la fuente y la causa del vertido. Con lo cual el embalse –que es el macro depósito de agua de abastecimiento para la población del Bierzo se verá peligrosamente afectado, y con ello la salud de las personas.

En los años ochenta –en el dique del embalse, junto al llamado Pozo “C”– se desarrolló un proyecto de Investigación de Acuicultura de Especies de Aguas Cálidas. El proyecto trataba de demostrar el rápido crecimiento de ciertas especies de peces al cultivarlos en unas aguas con buena calidad y temperatura apropiada. Esta calidad y temperatura deberían de ser constantes durante los trescientos sesenta y cinco días del año. O sea, siempre. En principio, el éxito se veía porque los peces de aguas cálidas (que en invierno se aletargan, sin apenas actividad), con el agua caliente suministrada, se encontraban en un hábitat ideal para aumentar considerablemente su crecimiento.

El fracaso del proyecto se produjo porque esta piscifactoría estaba conectada al sistema de refrigeración de los grupos antiguos de la central térmica de Endesa. El agua se bombeaba desde los dos colectores que se encuentran a sesenta metros de profundidad –el colector de suministro o agua fría y el colector de vertido o agua caliente–, con el fin de practicar las correspondientes las mezclas de temperatura.

La térmica no entendía que en su vertido tuviera que mantener una piscifactoría en óptimas condiciones. La Central obedecía a intereses y criterios de estrategia y producción de energía eléctrica. Cuando tenía que apagar los grupos los apagaba, provocando así en los peces un choque térmico letal. Cuando tenía que evacuar o expulsar residuos por el colector del agua caliente, lo hacía y, de repente, en los tanques de los peces salía agua totalmente negra o contaminada con otras partículas, provocando en las especies mortalidades impresionantes. En algunas ocasiones, los vertidos fueron de tal envergadura que se llegaron a depositar marcas de estos vertidos en la margen del embalse.

Estos hechos se ponían en conocimiento de la Comisaría de Aguas de la entonces Confederación Hidrográfica del Norte pero, cuando querían actuar ya se había diluido el problema: bien porque se producían en fines de semana o así mismo en horas críticas. Y, cuando pretendían investigar, siempre aparecían disculpas y negaciones; pero el hecho es que el vertido se producía.

El que suscribe presenta estos hechos porque participó en el desarrollo del proyecto.

La piscifactoría hace décadas que dejó de existir y con ella un punto fiel donde controlar este tipo de vertidos. Sin embargo, durante este tiempo, los que conocemos el entorno también hemos visto en ocasiones una espuma blanca en la superficie del embalse, que posteriormente se deposita en la margen. A ese tipo de espuma se le ha llegado a catalogar como un tipo de alga, la cual prolifera a consecuencia de la elevación de temperatura del embalse (acentuada esta, sobre todo, en verano). Una estación critica ya que, además del calor, el escaso caudal del río y la merma del volumen de agua del pantano, se le añade otro factor coadyuvante: que en esta temporada aumenta considerablemente la demanda de energía eléctrica producida por las térmicas.

Ahora una nueva térmica –en este caso con combustible de biomasa– pretende verter al embalse, al igual que lo hace la térmica de carbón. De permitirse semejante concesión, además de aumentar el riesgo y la degradación de las aguas por elevación de temperatura, se le estaría facilitando la disculpa para escurrir el bulto. Ninguna de las dos empresas se va a hacer responsable e intentaran acusarse la una a la otra, a la hora de ocasionar un problema en el agua que beben los ciudadanos del Bierzo.

Además hay que tener en cuenta que, con el fin de ofrecer una mejor calidad de las aguas, la Confederación Hidrográfica ha prohibido la práctica en el embalse del ocio mediante embarcaciones a motor. Por otro lado, Endesa ya ha cerrado dos grupos viejos y solo queda el 3, cuya vida útil no se alargará por muchos años por motivos de obsolescencia. Y ello conducirá inexorablemente hacia la finalización del sistema de refrigeración del circuito abierto y la eliminación de este tipo de vertidos. Por consiguiente, no se puede aceptar que por un lado se esté avanzando y tomando medidas importantes para ofrecer una mejor calidad de las aguas; y por otro, de repente, se tomen decisiones que nos retrotraigan a tiempos relativamente remotos, en concreto a hace cincuenta años.

SEGUNDA.- PELIGRO SOBRE LA FAUNA.

Además de todo lo alegado anteriormente, el propio Servicio Territorial de Medio Ambiente reconoce en su informe un impacto muy negativo (no valorado) sobre los ecosistemas acuáticos, al señalar que el vertido de agua del Embalse del Bárcena provocará una sinergia con la Central Térmica de Compostilla, cuyo punto de vertido se encuentra en las inmediaciones del de esa planta señalando que:

El vertido se hará casi al límite de temperatura permitido por el RDPH y el embalse presentará también la temperatura máxima anual que en muchas casos, sino alcanza el umbral de mortandad para algunas especies piscícolas, sí que disparará la presencia de enfermedades que favorecen su muerte”.

Este impacto es inasumible –y más cuando se realiza sobre un embalse que suministra agua de consumo humano–, poniendo en riesgo el abastecimiento de agua potable y la seguridad colectiva.

TERCERA.- Solicitamos que se DENIEGUE LA CONCESIÓN DE AGUAS PENDIENTE (SOBRE EL PANTANO), de la que esta parte no ha tenido noticia alguna, a pesar de haber presentado varios escritos instando a ser considerado a título de interesado y que se remitiera a esta parte copia de la documentación presentada ante la mencionada CONFEDERACIÓN por Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I. Esta pretensión se basa legalmente en la cumplida aplicación de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno y la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (que incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE).

Por todo lo expuesto,

SOLICITO QUE EL PRESIDENTE INTERVENGA Y TENGA POR DENUNCIADOS ESTOS HECHOS, EVITE QUE SE CONSUMEN HECHOS IMPROCEDENTES Y ASÍ NO SE ADMITA UN CRITERIO QUE PUEDE GENERAR PELIGRO. Y, AL MISMO TIEMPO, MODIFIQUE SU VALORACIÓN SOBRE el vertido de aguas residuales (generado en las instalaciones de combustión y de producción de energía eléctrica a partir de biomasa, situada en Cubillos del Sil, León), DENEGANDO LO SOLICITADO POR LA INCINERADORA ANTE EL PALPABLE PELIGRO SOBRE LA SALUD PÚBLICA Y LA FAUNA.

Como Concejal del Ayuntamiento en el que se pretende ubicar la instalación solicitante, me persono como interesado en todos los expedientes tramitados por esa CONFEDERACIÓN –en relación con dicho proyecto y los pertenecientes a Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, S.L. en incidentes conexos–, recabando nuevamente que se notifiquen todos los actos administrativos dictados al efecto.

Solicitamos que se DENIEGUE LA CONCESIÓN DE AGUAS PENDIENTE SOBRE EL PANTANO, remitiendo a esta parte copia de la documentación presentada ante esa CONFEDERACIÓN por Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, en aplicación de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno y la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (la cual, a su vez, incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE).

Cubillos del Sil, a 22 de marzo de 2018

SR. PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL MIÑO SIL

C/ Curros Enríquez, nº 4 – 2º

32003 OURENSE