CINE E INVENTOS PRESCINDIBLES (Softonic)

5 películas navideñas en Netflix que no dan vergüenza ajena

¡Felices Fiestas! ¿Quieres conservar el espíritu navideño sin caer en la ñoñería de siempre? Entonces esta lista de películas navideñas de Netflix es para ti… con ella te aseguramos que el único azúcar que consumirás estos días será el de los turrones y demás delicias en la mesa.

Pottersville es una comedia negra que ocurre en un pueblecito donde, en plena Navidad, sus habitantes confunden a un borracho vestido de gorila con el mismísimo Bigfoot.

Krampus, maldita Navidad da otra visión del afable Papá Noel: aquí no es un amable viejecito vestido de rojo, sino un demonio destinado a castigar a todos aquellos que hayan perdido su espíritu navideño.

Blanca Navidad es el episodio más navideño de la saga Black Mirror, un especial de la segunda temporada en la que se entremezclan 3 historias sobre los estragos causados por la tecnología en navidades.

Bad Santa 2 es la secuela de la película de 2003 protagonizada por Billy Bob Thorton, en la que hacía de Papá Noel ladrón. En esta ocasión forma una nueva banda para hacer otro robo maestro y entre sus miembros se encuentra su madre.

A Very Murray Chritsmas es un show lleno de música y comedia protagonizado por el mítico Bill Murray, acompañado para la ocasión de estrellas invitadas como George Clooney o Miley Cirus.

Las peores ideas tecnológicas del año

Admitámoslo. Este ha sido el año de las malas ideas.

Pensemos en los coches voladores. No sólo son una idea terrible, es que ni siquiera son coches. Podríamos llamarlos helicópteros peligrosos y sería una expresión más acertada.

Y, ¿qué me dices de Bodega? Lo que se vendía como una gran innovación no era más que una máquina de vending que pretendía quitarle el terreno a las tradicionales tiendas de ultramarinos.

Pero el premio a la peor idea del año tiene un vencedor claro: Juicero. Una máquina que exprimía zumo –hecho de bolsas carísimas y que no contenían fruta fresca- tan bien como lo harían… ¡tus manos! Y todo ello al “módico” precio de 700 dólares por aparato.