EL JUEGO TRADICIONAL DE LOS BOLOS (El Bierzo)

EL BOLO BERCIANOEl próximo día 3 de mayo, de 17:00 a 19:00 h., se celebrarán unas muestras,LOS "BOLICHES" demostraciones y exhibiciones-concurso correspondientes a los juegos ancestrales típicos de la billarda, los bolos bercianos y la llave. Se trata de un intento de recuperar estas tradiciones casi olvidadas y que necesitan, por tanto, ser rescatadas.

– El juego o práctica deportiva de los bolos era frecuente en el Siglo de Oro español, denominándose “birlas” hasta adoptar posterior y precisamente el término del elemento usado y fundamental en su desarrollo: el bolo. Este componente tiene una forma esférica, detalle ya corroborado por Sebastián de Covarrubias y documentado en el 1.611.

LA FIESTA– El Diccionario de Autoridades (1.726) lo define, a su vez, sucintamente y a base de loLA ROMERÍA común y general:

Juego bien conocido en España, que consiste en poner sobre el suelo nueve bolas derechas, apartadas entre sí como un cuarta, a veces menos, y formando tres hileras igualmente distantes y más adelante se pone otro, que se llama diez de bolas; y tirando con una bola desde una raya que se señala, gana los que derriba como pase del diez, porque si se queda antes es cinca, y aunque haya derribado bolos no los cuenta y desde el paraje donde paran las bolas se birla después”.

"EN OENCIA"– Actualmente, los juegos de bolos pueden clasificarse según sea preciso la precisiónLA PLAZA DE "LOS BOLOS" en el lanzamiento de la bola (a derribar) o si se busca golpear y enviar los bolos lo más lejos posible. En el primer caso, se permite realizar dos tiradas diferentes. En la inicial se intenta “tumbar” la mayor cantidad de bolos y, además, que la bola efectúe determinados recorridos en el suelo para obtener la máxima puntuación. Si la bola, resultando válida, se detiene en el espacio del birle, se procederá a tentar la suerte mediante una segunda tirada.

– En cambio, en el campo de “pasabolos”, se deben golpear los bolos con un proyectil, no obligatoriamente esférico "EN VILLAFRANCA DEL B."conforme a costumbres, a fin de enviarlos lo más distantes posible. Para ello, los jugadoresUN TORNEO DE BOLOS (Valdecañada) se colocan muy cerca de los bolos. En ocasiones se tolera un nuevo lanzamiento accesorio, si bien desde una distancia apreciable.

– Las modalidades, dentro del espacio perteneciente a las zonas limítrofes con nuestra provincia o en función de su similitud y en su propio seno también, son múltiples y variadas, vgr.: el leonés (bola cacha), el maragato, el berciano con dos variantes (en fila o hilera y “al cuadro”), el riañés o montañés, las mazas, la palma, la “cuatreada”, el palentino (llano y femenino), el cabreirés, el segoviano (en categoría féminas),…

"EN ASTORGA"EL BOLO BERCIANO:EL BOLO MARAGATO

– Consiste en un juego popular, que se integraba hace no demasiado tiempo en el folklore y cultura de nuestra comarca. Se observaba su utilización festiva y lúdica en gran parte de El Bierzo, e incluso se exportó a otras áreas lindantes. Gozó de un cierto prestigio y preferencia y se competía entre los distintos pueblos, componiendo una especie de torneo liguero constante.

– Hoy en día su vigencia es bastante reducida, estando presente solamente en ciertas fiestas patronales o en solemnidades muy especiales.

UNA TIENDA TRADICIONAL– Para competir se sirven los participantes de unos boliches de madera dura con “diseño”EL RELOJ DE SOL cilíndrico y mostrando un escaso tamaño relativo: superan ligeramente los 10 cm. de alto por unos 2 cm. de diámetro, con la singularidad de que se sitúan encima de una piedra de considerable tamaño, normalmente semienterrada y levemente enterrada a favor del tiro, y que se disponen en cuatro hileras. La primera y segunda de estas alineaciones se conforman con tres boliches cada una, y las dos posteriores con un par y una sola, respectivamente.

– El bolo, por su lado, es un pieza asimismo cilíndrica (dura y redondeada en ambos extremos) cuyas "FLAUTA y TAMBORIL"dimensiones alcanzan los 20 cm. de largo y unos 5-6 de diámetro."GAITA y TAMBORIL"

– Se distinguen dos especificidades en este juego (la última con menor repercusión geográfica): en fila y “al cuadro” (genuina del término municipal de Oencia). Se recuerdan aún, entre otras, ciertas citas “boleras” en lugares de nuestro entorno inmediato: Villafranca del Bierzo, Santo Tirso de Cabarcos, San Pedro de Trones,… amén de la mentada Oencia.

– Hay todavía personas y grupos que tratan de rescatar y recuperar este signo peculiar de lo berciano y, en esta parcela, cabe destacar la existencia de la Federación Leonesa de Bolos (sobre todo en lo que respecta a una sección, dedicada a este deporte, que contiene aquellas versiones con una carga folklórica, antigüedad y idiosincrasia evidentes).

                                                                         Marcelino B. Taboada

(I)(II)(III)(IV)