La Deportiva se mostró incapaz de remontar

Los comarcanos evidenciaron su impotencia y en escasos momentos transmitieron una sensación de poder enjugar el tanto tempranero de sus contrarios.

El encuentro comenzó con una sorpresa casi inmediata. En su primer tramo concretamente en torno al minuto 2, en una jugada en la que participaron tanto el ariete albanés de los malagueños Sadiku como un voluntarioso y activo Juanpi el canterano Antonín, estratégicamente ubicado cerca del segundo palo, aprovechó un rechace y realizó un escorzo con éxito total (mandando el balón al fondo de la red).

Tras esta mudanza en el electrónico los foráneos intentaron reaccionar, aunque sus esfuerzos apenas dieron algún fruto. Hubo que aguardar al minuto 27 a fin de hallar cierta contingencia reseñable: entonces, el ponferradino Saúl Crespo probó fortuna mediante un tiro lejano que atajó con tranquilidad el guardameta Munir.

Transcurría el tiempo sin apenas plasmación de opciones de peligro, salvo cuando se produjo una aproximación con riesgo para el portal berciano (que estuvo a punto de suponer que los malacitanos lograran establecer mayor distancia). En este caso, al botarse un saque de esquina y gracias a un centro subsiguiente proporcionado por Pacheco, Juanka empalmó un cañonazo en el borde del área y la pelota fue a estrellarse en el travesaño. Semejó que se trataba de una jugada ya ensayada de antemano.

Y se llegó al ecuador de la contienda con una impresión de pocos cambios en cuanto al equilibrio en el ritmo, dominio indiferenciado y control alterno en una disputa igualada.

Una vez retornados ambos equipos de los vestuarios, tras el descanso reglamentario, se observó una superior ambición y ganas por parte de la escuadra visitante. Sin embargo, el centrocampismo imperante no permitía decantarse el control de modo ostensible. Las oportunidades, por tanto, se preveían relativamente infrecuentes y, además, los sistemas y tácticas de retaguardia se imponían.

No obstante, alrededor del minuto 54, el murciano Isi Palazón efectuó un avance (a través de una elaboración netamente personal), dribló a varios oponentes y culminó con un disparo excesivamente elevado.

También en el minuto 66 se desarrolló una aproximación en el mismo sentido, de la que Nacho Gil no se benefició convenientemente.

A partir de esta fase los visitantes procuraron apretar y lanzarse al acoso del marco local, a pesar de que no se antojaba que su propósito obtuviera resultados.

Y así se constató posteriormente, pues solo en la prolongación decretada por el colegiado se patentizó una posibilidad de lograr el empate (cuyo protagonista fue el alavés Asier Benito).

En conclusión, conforme a una valoración, el choque deportivo se saldó con la constatación de un par de apreciaciones bastante sorprendentes: el conjunto de Martiricos se halla en una situación de transición (a raíz de la sustitución de su anterior técnico) y sus susodichos adversarios han cumplimentado, en esta precisa confrontación, una labor más bien precaria.

ALINEACIONES:

MÁLAGA CF:

Munir; Cifuentes, Luis Hernández, Juande, Juankar; Luis Muñoz, Renato Santos (min. 77, Keko Gontán), Pacheco, Juanpi (min. 67, Benkhemassa); Antoñín y Sadiku.

SD PONFERRADINA:

Gazzaniga; Son, Trigueros, Russo, Ríos Reina; Saúl (mun. 73, Asier Benito), P. Larrea (min. 46, Isi), F. Manzanara; Nacho Gil, P. Valcarce (min. 73, Luis Valcarce); y Yuri.

GOLES:

1-0 (Antoñín, 2′).

ÁRBITRO:

El Sr. Trujillo Suárez, del Comité canario. Amonestó con tarjetas amarillas a Renato Santos (min. 21), Juanpi (min. 63), Munir (min.75) y Pacheco (min. 81), del bando costasoleño; y, asimismo, enseñó sendas cartulinas de idéntica especie a Pablo Larrea (min. 18) y Pablo Trigueros (min. 48), ambos componentes del cuadro entrenado por Jon Pérez, “Bolo”.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 23ª Jornada del Campeonato nacional de la Liga SmartBank, celebrado en un escenario ya histórico: el Estadio “La Rosaleda” de Málaga. En sus graderíos se congregaron unos 12.203 espectadores, según el recuento oficial. La afición del cuadro blanquiazul andaluz se halla dividida entre defensores y detractores de Víctor Sánchez del Amo (con los rectores de la entidad en cuestionados, a guisa de complicación adicional). Debutó el sustituto del referido preparador: Sergio Pellicer.

                                                                   Marcelino B. Taboada

Imágenes: uso personal, privado y no comercial.