Un empate… y gracias

A pesar de disponer de algunas oportunidades para adjudicarse el triunfo, la Deportiva también se vio amenazada por ciertos acercamientos con palpable peligro de los visitantes y el signo resultado “estuvo en el alero” a lo largo de la equilibrada disputa.

El choque se inició con un “tira y afloja” entre ambos contendientes. El control y dominio no se decantaba hacia ninguno de los bandos y semejaba que los albacetenses se hallaban más cómodos sobre el césped.

En el minuto 9, en principio, se anuló un tanto a favor de los blanquillos. Entonces Susaeta cedió la pelota a Pedro Sánchez y este proporcionó, desde la banda izquierda, una asistencia al veterano paraguayo “Toro” Acuña. El delantero , a su vez, culminaba la jugada con acierto. Ante la duda de las circunstancias del desarrollo de esta acción, se consultó al VAR y se concluyó que existía una evidente regularidad en su concreción.

Tras esta modificación en el electrónico los anfitriones no se mostraban capaces de reaccionar con contundencia y se hallaban algo desorientados.

No obstante, en el minuto 18, el capitán Yuri probó fortuna y su envío a puerta se encaminó elevado en exceso.

A modo de cumplida respuesta, en el minuto 21, los albaceteños reiteraban su efectividad ofensiva. En este caso se aproximaron con riesgo al marco blanquiazul y el portero José A. Caro se vio obligado a reaccionar a requerimiento del ariete rival, Manu Fuster.

Las alternativas, desde el ecuador de este primer acto, se convirtieron en la constante de lo que restaba de período.

En el minuto 27 se produjo una opción adecuada creada por los locales: el lateral sevillano Ríos Reina ejecutó un golpe franco y el centrocampista catalán Óscar Sielva intentó cabecear en el segundo palo, consiguiéndolo (aunque, finalmente, rechazara la retaguardia de los manchegos).

En sentido inverso, en el minuto 32, un tiro lejano dirigido a la escuadra y remitido por el ya susodicho Pedro Sánchez fue despejado a córner por la defensa.

Y los últimos ensayos de esta mitad los efectuaron los ponferradinos. En el minuto 41 un estupendo servicio del central Franco Russo acabó con una definición de Nacho Gil, mediante un testerazo, por encima del travesaño.

Asimismo en el minuto 47, en el tiempo de descuento, el precedentemente citado Yuri de Souza mandó un zurdazo que marchó alto.

Tras la pausa preceptiva de descanso, apenas mudó el guión y la deriva que suponía las cautelas adoptadas impedía cambios en la situación.

En el minuto 56 se dejó sin efecto una diana obtenida por el recientemente referido Yuri (por infracción reglamentaria).

En el minuto 62 acaeció una llegada atacante de los castellanomanchegos. En esta ocasión Silvestre, situado en el segundo palo, no demostró la habilidad necesaria exigible.

Alrededor del minuto 70, en dirección opuesta y fruto de una combinación larga y elaborada, Asier Benito no pudo igualar (debido a una gran parada, realizada por el guardameta Tomeu Nadal. A renglón seguido, quedó el cuero suelto en el interior del área y el berciano Pablo Valcarce muy atento al posible desenlace se apoderó del esférico y fue objeto de derribo. Yuri se encargó de transformar el máximo y el “pichichi” de los comarcanos no perdonaba y restablecía las tablas.

No estaba todo decidido ni mucho menos y el “Alba” se conjuró en pos de la victoria. En el minuto 80 Caro se lució con una magnífica intervención, conjurando un destacable chupinazo de Dani Ojeda (producto de una internada personal y el posterior disparo). A continuación, transcurriendo el minuto 81, el citado arquero sacó una excelente mano y neutralizó un chute de sus oponentes (ante un probable acecho inmediato, a la salida inmediata en la plasmación de un saque de esquina).

A título de colofón, los hombres de Luis Miguel Ramis no alcanzaron su propósito por escaso margen: en el minuto 86, Fran Manzanara repelía un remate cuando pugnaba por introducirse en el fondo de las mallas (proveniente de las botas de Manu Fuster); y, en torno al minuto 87, se obvió el gol de Dani Ojeda (bastante fresco, a manera de relevo y revulsivo para los suyos) por defecto palmario.

En conclusión, la confrontación entre dos contrincantes con condiciones ostensibles (uno, fiable en su propio feudo; y el otro, con una trayectoria positiva “a domicilio”) se saldó con una lógica aceptable y previsible. Se apreció, sin embargo, una consolidación de la mejora progresiva de la escuadra ayer visitante.

SD PONFERRADINA:

Caro; Son, F. Russo, Y. Diori (min. 62, Fran Manzanara), Ríos Reina; P. Valcarce, P. Larrea, Sielva, Nacho Gil (min. 58, Fullana); Asier Benito (min. 83, C. Bravo) y Yuri.

ALBACETE BALOMPIÉ:

T. Nadal; A. Benito, A. Arroyo, Krcojevic, Fran García; Pedro Sánchez, Karim (min. 79, Olabe), E. Silvestre, Susaeta; Acuña (min. 74, Dani Ojeda) y Manu Fuster (min. 88, Barri).

GOLES:

0-1 (Carlos J. Acuña, 10′), 1-1 (Yuri, de p., 73′).

ÁRBITRO:

El Sr. Gorostegui Fernández-Ortega, del Comité vasco. El colegiado enseñó tarjetas a Yac (min. 43), por parte de los componentes del equipo preparado por el técnico Jon Pérez, “Bolo”; y a Karim (min. 26), Kecojevic (min. 36) y Acuña (en el minuto 46, de la prolongación del acto de comienzo), entre sus adversarios.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 18ª Jornada de la Liga SmartBank (Segunda División), cuyo escenario fue el Estadio municipal “El Toralín”, de Ponferrada. Se observaban en sus graderíos una concurrencia notable, cifrada en unos 6.055 espectadores (conforme al registro oficial comunicado).

                                                              Marcelino B. Taboada