Y DE LO NUESTRO, ¿QUÉ? (y II)

A renglón seguido se procederá a cumplimentar el segundo de los capítulos en relación a las iniciativas concomitantes con las pasadas y aún cercanas elecciones, a nivel local. En esta tesitura se desgranarán unos apuntes –de los muchos que se podrían referir– clasificados en unos epígrafes esquematizados y muy resumidos (prácticamente mediante sus sencillos enunciados, en cuanto a su concepción primaria). De esta guisa se agruparán una o dos propuestas ínsitas en cuatro apartados, el primero dedicado a unas notas ligadas a medidas a favor de la higiene y profundización democráticas y los restantes a la creación e incentivos dirigidos a impulsar la economía productiva. Por tanto, es preciso proceder sin dilación al desarrollo de tal propósito, conforme al afán de brevedad anticipado:

TRANSPARENCIA, PARTICIPACIÓN ACTIVA y MEJORA DEL PROCESO REPRESENTATIVO

Aunque los parlamentarios no están sometidos “a mandato imperativo” de sus adherentes o votantes en los comicios –por prescripción legal– convendría que efectuaran obligatoriamente una dación de cuentas anual y detallada, que dispusieran de una oficina ciudadana a tal efecto y que se posibilitara así vehicular a su través los derechos en disputa o colisión. Como paso preliminar se deberían crear unos cauces procedimentales ad hoc y plasmar normativamente el sentido de la respuesta administrativa, ampliando las opciones de petición e información individual y colectiva en asuntos del interés directo y con repercusión cierta sobre los afectados, la rendición grosso modo de su actividad en el ejercicio de sus funciones (del parlamentario),…

En otro orden de cosas –en torno a la extensión de la capacidad discriminatoria y de concreción del sufragio y a la absoluta justeza en los resultados (aplicando una proporcionalidad matizada en el recuento de las papeletas depositadas)– sería indispensable primar, entre otros principios:

• los que conciernen a la habilitación preeminente de listas abiertas (y desbloqueadas),

• los que pugnan en pos de la adaptación de las circunscripciones a contemplar en la provisión de componentes de la Cámara Alta (Senado) a la territorialidad constitucionalizada actualmente, en tanto que a la transformación de la misma (cumpliendo con sus premisas básicas y originarias, en aquello que se previene en la Carta Magna atinente a su especialización en temas autonómicos), superando con holgura sus casi exclusivas atribuciones como foro de segunda lectura o relectura, dotada de una escasa potestad enmendatoria (ya contrastada, con una reiteración insultante) y, en algún caso, ligeramente retardativa o innecesaria de las decisiones adoptadas entre ambas Cortes Generales. Exponente de esta contingencia disfuncional y estéril es el actual bloqueo transitorio que padeció la Ley de Presupuestos, que la ha obstaculizado recientemente su pronta tramitación, en su conjunto.

EL FUTURO LABORAL y SOCIAL y EL EMPLEO

Centradas y localizadas las propuestas de este sector imprescindible de tratamiento en el Polígono de El Bayo, salta a la vista la perentoriedad de interconexionar el tejido productivo, ganando en efectividad y generando sinergias cruzadas. El término clúster (asociación de los actores de una rama en una cooperación fructífera y potenciadora, entre ellos y en términos de retroalimentación) adquiriría aquí su significado más genuino y esencial, vgr.: en materia ganadera, agroalimentaria, forestal y de silvicultura, de minería no metálica,… Es decir, la unidad, compartición de ideas y proyectos, programas comunes, centros de compras, métodos de subcontratación, el apoyo a la innovación, al desarrollo interdisciplinar y a las inversiones colectivas irrenunciables y competitivas,… se hallarían en el seno de la búsqueda de las ventajas comparativas a explorar, del progreso acelerado y de los avances que frecuentemente comportan.

Otro dominio a observar irremisible y prioritariamente es el recurso a la tecnología informatizada y a la automatización industrial, incluso mediante incursiones en el mundo de la robotización. Todas las realizaciones en este sentido se abordarían con una finalidad de aplicación universal, en bastantes aspectos a contemplar. Asimismo, por otro lado, la puesta al día de los medios de transporte y las comunicaciones terrestres (y los accesos a su uso estructural, en cada momento y lugar) se revelaría también sumamente conveniente. Sirva de ejemplo ilustrativo la adaptación material y organizativa, compatible con la llegada de la distribución y reparto personalizado por drones y a distancia (que proporciona la celeridad y la asistencia sincrónica, en tiempo real), la oportuna flexibilidad en varios dominios prospectivos sustanciales y el suministro apropiado a la ocasión y planteamiento determinados.

LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA y JUSTA:

En este ámbito –con o sin la colaboración concurrentes de otros Organismos, la Fundación CiudEn– tendría que tomar la delantera y la iniciativa autorizada en múltiples tareas a ejecutar, cuyas orientaciones se asimilarían con:

Restauración de escombreras con replantaciones fundamentalmente con especies autóctonas, aunque con excepciones vinculadas a la coincineración de biomasa renovable (merced al empleo intensivo de especies de crecimiento rápido, que irían destinadas al abastecimiento de la planta de Forestalia). Además, otro trazo o peculiaridad local a hacer patente (“El Bierzo, país de ríos”) permitiría una puesta en valor (a partir de la elaboración de un inventario y la programación subsiguiente de un catálogo con numerosas actividades y otros eventos complementarios, con la venia de Confederación) de los cauces fluviales y los recursos que contienen, de las infraestructuras hidráulicas presentes y de las instalaciones de aprovechamiento ancestral de nuestra extraordinaria red hidrológica (p. ej.: herrerías, molinos, presas, arroyos, manantiales, lagos,…).

Fomento y divulgación de la trayectoria y planificación actualizada del Museo Nacional de la Energía, a la vez que se estimula y acondiciona un elenco de realizaciones pendientes, sin demora alguna: la restauración de La Placa, la rehabilitación de todos los señeros símbolos y abundantes elementos de arquitectura minero-industrial moderna y de arqueología protoindustrial en degradación reversible, la adopción de proyectos añejos, considerados ajenos precedentemente, y hasta pseudoancestrales en su diseño remoto o primitivo (Parque de la Trufa en Berlanga del Sil; Circuito de trial, ubicado en Torre del Bierzo-Igüena, en su versión mínima del primigenio Parque Motor; recreación práctica y en modo palpablede la vida cotidiana en las explotaciones en los pozos carboneros,…).

Por último, la construcción de edificios turísticos (a imitación de los más significados Paradores) en Sosas de Laciana (con motivos referenciales a la Reserva de la Biosfera circundante) y en Vega de Espinareda (con alusiones a las tradiciones, costumbres, oficios, peculiaridades e idiosincrasia singular típica de Los Ancares).

En conclusión, en forma de corolario obvio, es inexcusable expresar un anhelo: “que los comicios del domingo 10 nos hayan comportado una mudanza positiva y la apertura de una senda que nos dirija a alcanzar un deseo arraigado y sentido: el inicio de una etapa caracterizada por una voluntad común, una tendencia orientada a un porvenir benévolo y a la consolidación de una ilusión renovada en y para todos los que amamos a nuestra patria chica y a España, una gran nación histórica y acogedoramente sempiterna”.

                                                                  Marcelino B. Taboada