• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • La Comisión Europea rebaja la previsión de crecimiento de la economía española del 2,3% al 1,9% en 2019 (www.20minutos.es)

La Comisión Europea rebaja la previsión de crecimiento de la economía española del 2,3% al 1,9% en 2019 (www.20minutos.es)

20MINUTOS, 07.11.2019.

La previsión del déficit público se sitúa al 2,3 % del PIB este año y 2,2 % en 2020.

Sánchez pide no caer en “falsos catastrofismos” (tras rebajar Bruselas el crecimiento del PIB español en 2019).

A tres días de la cita con las urnas y con el fantasma de una nueva crisis económica sobrevolando las cabezas de los votantes, este jueves la Comisión Europea ha rebajado la previsión de crecimiento económico para España en cuatro décimas.

El pasado julio Bruselas estimó el aumento del PIB español en 2019 en un 2,3%; sin embargo, esa previsión ha sido ahora rebajada al 1,9% (debido principalmente a los indicadores económicos nacionales y a la desaceleración de toda la eurozona).

De cara a 2020, la previsión es aún más pesimista, fijándola en el 1,5 % (muy por debajo de las proyecciones más recientes del Gobierno).

Las Previsiones Macroeconómicas de Otoño –publicadas por el Ejecutivo comunitario– proyectan además que el déficit público sea del 2,3 % del PIB este año –la misma cota que calculaban en mayo– y que en 2020 baje al 2,2 % (dos décimas por encima de sus últimas estimaciones, en ausencia de Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio).

Para 2021, la Comisión sitúa el crecimiento en el 1,4 % y el déficit en el 2,1 % del PIB.

Las previsiones de la Comisión Europea son menos optimistas que las emitidas el mes pasado por el Gobierno, que anticipaban un avance del PIB del 2,1 % este año y del 1,8 % el próximo (y que el déficit se reduciría al 2 % y al 1,7 % del PIB, respectivamente).

Bruselas atribuye la mitad de las cuatro décimas de rebaja de su previsión de crecimiento para este año a la revisión de los datos hecha por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reveló un crecimiento menor de lo estimado en la primera mitad de 2019. Las otras dos décimas las restarían la ralentización generalizada en la eurozona, que ha empeorado las perspectivas para el segundo semestre, y la mayor incertidumbre. Con todo, España crecerá por encima de la media del área del euro (1,1 %).

Déficit

En cuanto al déficit, la Comisión prevé que en 2019 se reduzca desde el 2,5 % –que marcó en 2018– al 2,3 %, debido a que los ingresos crecerán «relativamente rápido» por las «boyantes» contribuciones a la Seguridad Social y los impuestos a la renta. Esta mayor recaudación debería compensar el «importante aumento del gasto», sobre todo en pensiones.

Para 2020, sin embargo, la Comisión cree que el déficit solo bajará una décima, al 2,2 %, dado que España aún no ha presentado el proyecto de Presupuestos para ese año por la repetición electoral (con lo que las cuentas remitidas a Bruselas en octubre son esencialmente una segunda prórroga de las de 2018). En este contexto, la Comisión ha tenido en cuenta al hacer su previsión el aumento del salario de los funcionarios y la subida de las pensiones ligada a la inflación pero no contempla algunas de las medidas de ahorro identificadas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en su revisión del gasto público y que, de aplicarse, ayudarían a reducir el déficit.

La Comisión ya había avisado a España por carta de que el borrador presupuestario remitido conlleva riesgo de no cumplir con el ajuste del déficit estructural sin tener en cuenta el ciclo económico– del 0,65 % del PIB que exige Bruselas para 2020 y le pidió enviar un presupuesto actualizado cuanto antes.

Bruselas prevé que el paro caiga menos de lo anticipado en primavera: al 13,9 % este año, al 13,3 % en 2020 y al 12,8 % en 2021. La deuda pública cerraría 2019 en el 96,7 % del PIB –una décima más que en 2018– y bajaría luego al 96,6 % en 2020 y al 96 % en 2021, una senda menos ambiciosa que la proyectada en abril.

«Nadie ve una crisis a corto plazo en la economía española»

La ministra de Industria, Comercio y Turismo –Reyes Maroto– ha señalado que «nadie ve una crisis a corto plazo en la economía española», aunque ha admitido que se está ralentizando (si bien ha señalado que esto no es nuevo pues este escenario está desde 2015).

Maroto ha señalado que no es sólo el Gobierno el que no ve una crisis económica a corto plazo en España sino también organismos nacionales e internacionales, que apuntan que España seguirá creciendo y por encima de los países del entorno.

En cuanto a la revisión del crecimiento del PIB español, Maroto ha contestado que el Gobierno es «realista» y ha señalado que desde el Ejecutivo tampoco se pusieron pletóricos cuando hubo una revisión al alza para el primer y segundo trimestre de 2019.

Ha señalado que el crecimiento del PIB estará en el 2% para 2019 y una décima por debajo, o por encima de éste, en 2020.

La Comisión Europea (CE) rebajó este jueves una décima su previsión de crecimiento económico en la eurozona durante 2019 –hasta el 1,1 %–, mientras que para 2020 la estimación descendió dos décimas –hasta el 1,2 %–. Para el conjunto de la Unión Europea (UE), Bruselas mantuvo la proyección de crecimiento del producto interior bruto (PIB) en el 1,4 % durante este año y la redujo dos décimas para el próximo, hasta el 1,4 %.

Las proyecciones macroeconómicas de otoño de la CE –más pesimistas que las anteriores, anunciadas en julio– también incluyen por primera vez datos para 2021. Durante ese ejercicio se espera que el PIB en los diecinueve países que comparten el euro crezca un 1,2 % y que en los Veintiocho progrese un 1,4 %. El Ejecutivo comunitario reconoció que las tensiones comerciales «persistentes» entre Estados Unidos y China –así como «los elevados niveles de incertidumbre política«, sobre todo en el ámbito del comercio– «han pesado sobre la inversión, la industria manufacturera y el comercio internacional». Como riesgos, también señaló la posibilidad de un brexit sin acuerdo o una ralentización más profunda de lo previsto en China.

Bruselas constató que el crecimiento económico mundial seguirá siendo «débil» y, por ese motivo, afirmó que el aumento del PIB en Europa dependerá «de la fuerza de los sectores más orientados hacia el mercado interior». En cualquier caso, la Comisión destacó que la economía europea se encuentra ahora en su séptimo año consecutivo de crecimiento y que seguirá expandiéndose durante 2020 y 2021.

Grandes incertidumbres a nivel mundial

Así, aseguró que los mercados laborales siguen siendo «fuertes» y que el desempleo continúa bajando pero insistió en que el entorno exterior es «mucho menos favorable» y que las incertidumbres son «grandes». «Hasta ahora, la economía europea ha demostrado resistencia ante un entorno externo menos favorable: el crecimiento económico ha continuado, la creación de empleo ha sido robusta y la demanda interna ha resultado fuerte» —declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el euro, Valdis Dombrovskis.

Sin embargo, el político letón advirtió de que podrían producirse dificultades en el futuro y volvió a mencionar los conflictos comerciales, la debilidad del sector manufacturero pero también las tensiones geopolíticas y el «brexit». Por tanto, instó a los países con altos niveles de deuda a adoptar «políticas fiscales prudentes» y a rebajar el endeudamiento, mientras que para los Estados miembros con margen de maniobra en sus cuentas –como Holanda y Alemania– planteó aprovecharlo ahora. Esa recomendación se traduciría en que esos países adoptasen políticas fiscales más expansivas.

Entre las grandes economías del euro, liderará el crecimiento del PIB durante 2019 España (1,9 %), seguida de Holanda (1,7 %), Francia (1,3 %), Alemania (0,4 %) e Italia (0,1 %). Bruselas apuntó, además, que los niveles de déficit también «se deteriorarán ligeramente» y en la eurozona se situarán en el 0,8 % en 2019, en el 0,9 % en 2020 y en el 1 % en 2021. En toda la Unión Europea el déficit será del 0,9 % este año, del 1,1 % el siguiente y del 1,2 % en 2021.

• En cuanto a la deuda pública de los diecinueve socios del euro, pasará de representar el 86,4 % del PIB en 2019 al 85,1 % en 2020 y al 84,1 % en 2021, en tanto que en los Veintiocho se ubicará en el 80,6 % este año y descenderá al 79,4 % el siguiente y al 78,4 % en 2021.

• La tasa de desempleo entre los socios del euro se situará en el 7,6 % en 2019, en el 7,4 % en 2020 y en el 7,3 % en 2021. En todo el club comunitario será, respectivamente, del 6,3 %, 6,2 % y 6,2 %.

• La inflación de la eurozona será del 1,2 % este ejercicio y el siguiente pero subirá al 1,3 % en 2021, mientras que en la UE permanecerá en el 1,5 % en 2019 y 2020 (para pasar al 1,7 % un año después).