El CB Ciudad de Ponferrada consiguió, con honores, el ascenso a la LEB Plata

Ello sucedió de este modo, una vez que cuenta tantas jornadas como victorias y luego de demostrar en la última su superior categoría. En este caso, su cualificado rival se fue diluyendo a medida que avanzaba la disputa. Los que ejercían como locales impusieron su ley y acabaron dominando con claridad, ante un cierto hundimiento de sus contrincantes malagueños.

FICHA TÉCNICA:

BIERZO FITNESS DENTOMEDIC CB CDP (88):

Juan Castro (3), David Valcarce (-), Sean Mc Donnell (24), Amir Warnock (14), Taevaunn Prince (17) cinco de inicio, Miguel Á. Vanegas (2), Álvaro Lorenzo (-), Ángel Infante (4), Jorge Fernández (-), Víctor Pérez (8), Karl Lundqvist (9) y Joel Kanyinda (7).

CB MARBELLA (68*):

Pablo Imbroda (7), P. Amadou Sow (5), Charles S. Knowles (11), Benjamin H. Beauchamp (9), Bruno Diatta (24) quinteto de salida, Alejandro Romero (-), Adrián Mayor (8), Fernando Ferruz (2) e Ignacio J. Trujillo (2).

PARCIALES:

1er C (20-20), 2º C (24-21) 44-41, al descanso, 3er C (19-10), 4º C (25-17*).

LOS MVPs:

Dicha condición la obtuvo el referente-franquicia visitante Bruno Diatta (24 puntos anotados, 11 rebotes capturados y una asistencia servida, lo que le supuso un total de 32 puntos en su valoración). En el bando contrario cabe destacar a Amir Warnock (14 puntos en su haber personal, 15 rebotes recogidos y 4 asistencias prestadas, acumulando 27 puntos en su calificación global).

EL CLUB BÀSQUET PARDINYES (Lleida)ÁRBITROS:

Los Sres. Fernando Ibáñez García y Pablo Rodríguez Fernández.

INCIDENCIAS:

Un gran espectáculo y una noche de emoción desbordante se vivió en el Pabellón “Bembibre Arena”, que registró una entrada magnífica (los graderíos se encontraban prácticamente llenos de un público expectante y animoso, calculándose un registro correspondiente a una entrada importante y reseñable: en el entorno de los 1.300 asistentes).

(*) Existe una discordancia entre el resultado oficial, publicado en la página de la RFEF, y el correcto (que patentizaba el electrónico, según los datos comprobados por la mesa). Por tanto, a los efectos de fiabilidad, el 88-71 (divulgado por la prensa) parece más ajustado y auténtico. 

                         Marcelino B. Taboada

El CB Ciudad de Ponferrada consumó este pasado viernes una meritoria remontada

La casta y el amor propio surgieron cuando era más necesario y, en colaboración con los aficionados que se volcaron con su equipo, voltearon el marcador ante el júbilo del increíble respetable.

El conjunto alcobendense, en cambio, fue de más a menos (a pesar de disponer de varios jugadores con un oficio apreciable). En realidad, los visitantes se situaron por delante en el luminoso durante la mayor parte del choque (cediendo en los tres minutos postreros, desperdiciando además alguna opción de triunfo).

El encuentro comenzó estableciéndose una deriva a favor de los foráneos: dominaban e imponían una intensidad y un ritmo específicos. Ante ello, los anfitriones se mostraban algo incómodos y desorientados. Así se establecían las primeras ventajas, aún relativas, y se decantaban los registros hacia el bando madrileño. Se notaba entonces, sobremanera, la actuación sobresaliente de Pablo Rodríguez en la pintura. El diferencial, en consecuencia, llegó a superar los dos dígitos. Pero, en este preciso momento, el líder local Prince se erigió en una especie de baluarte (coincidiendo con el resurgimiento simultáneo de su compañero sueco, Karl Lundqvist. Por tanto, se recortó ligeramente el desfase y hasta se logró retornar las tablas al marcador. No obstante, a renglón seguido, los de la ciudad próxima a la capital nacional pugnarían por irse de modo relativo en el tanteador.

Y en la continuidad aumentó la concentración de los “amarillos” y fueron, en principio, alcanzando avances de entre 6 y 8 puntos.

La estrategia de vigilar especialmente a los hombres-clave de los ponferradinos dio resultado notable, a lo largo de la mitad de la contienda: impresión que se confirmaría después del ecuador de la disputa.

Consumada la pausa reglamentaria, la tendencia denotada anteriormente se consolidó e incrementó. La debacle de los bercianos era evidente y sus oponentes se situaron a +14 puntos de diferencia (42-56, agotados 3 min. y 20 seg. del penúltimo acto). Debido a esta cuestión alarmante, el técnico Luis Daniel Enríquez se vio obligado a solicitar un tiempo muerto (a fin de corregir las deficiencias). Y, a partir de este instante, cambió de forma ostensible el relato. Se reforzó el aspecto defensivo y lució la magia de Mc Donnell, llegando alrededor del meridiano de este período con los casilleros levemente más equilibrados: 48-56. Evitando así la derrota anticipada, el tanteador se apretaba algo (a expensas del postrer intervalo, entrevisto como decisivo): 62-69.

El último tramo podía alterar la dinámica precedente, conforme aguardaban los seguidores de los blanquiazules. No obstante, previamente los efectivos de Xavier Sánchez estirarían la distancia plasmada en el electrónico. Justamente duró este lapso hasta que Prince se mostró en plan estelar (gracias a su acierto encestador). Además, a mayores, el junior Joel completaba la reacción con su colaboración indispensable.

En los lances finales, a título de colofón, todo se hallaba todavía “en el alero”. Los foráneos, quedando apenas un minuto, colocaban el empate (76-76) y tenían la oportunidad de conseguir un 77-78 (tres lanzamientos errados no posibilitaron que esto acaeciera). El ataque fallaba por los nervios de rigor. Quien no marró en su segundo tiro libre, en sentido inverso, fue el susodicho congoleño Joel: 78-76.

En resumen, al término de la reñida confrontación deportiva la hinchada comarcana estalló de satisfacción (dejando atrás los tiempos precedentes de agobio y desazón).

FICHA-RESUMEN:

BIERZO FITNESS DENTOMEDIC CB CDP (78):

David Valcarce (2), Taevaunn Prince (20), Juan Castro (3), Sean Mc Donnell (17), Amir Warnock (12) cinco de principio, Karl Lundqvist (14), Ángel Infante (3) y Joel Kanyinda (7).

NSC CB ALCOBENDAS (76):

Nicolas Bermúdez (-), Jorge Parra (4), Gabriel Díaz (6), Pablo Rodrigo (16), Alejando Fortes (8) quinteto de entrada, Eduardo Martínez (11), David Marina (7), Roberto Morentín (6), Sebastian Mbansogo (13), Luis de la Peña (2) y Guillermo Ruiz (3).

PARCIALES:

1er C (20-27), 2º C (18-17) 38-44, en el intermedio, 3er C (24-15), 4º C (16-7).

LA CLAVE:

El enorme arrojo y creencia en sus capacidades de los jugadores que iban “a remolque”, amparados por el número 6 de la grada (incansable en su soporte a ultranza).

LOS MVPs:

Esta distinción se la adjudicaron, “ex aequo”, un integrante ya citado de cada uno de los bandos: el canadiense Taevaunn Prince (20 puntos anotados, 5 rebotes recogidos y 6 asistencias proporcionadas, lo que eleva sus créditos a 22 puntos de valoración individual) y el también mentado Pablo Rodrigo (16 puntos en su cuenta particular, 14 rebotes ganados y una asistencia prestada, con lo que logró sumar 22 puntos en su global). Muy cercano de ellos se ubicó el estadounidense Amir Warnock (12 puntos en su haber personal, 10 rebotes capturados y una asistencia suministrada, acumulando 21 puntos en su actuación).

ÁRBITROS:

Los Sres. Hermida Femenías (perteneciente al Comité balear) y Sánchez Jiménez (del de la Comunidad Valenciana). Sancionaron con técnica (en el minuto 20) al entrenador ponferradino Luis Daniel Enríquez. Sin eliminados.

INCIDENCIAS:

Una cifra que rebasó con creces el millar de presentes se concitó en los graderíos del Pabellón Municipal “Lydia Valentín”, de Ponferrada. Amenizando las interrupciones (tiempos muertos y descanso) se pudieron contemplar las exhibiciones del grupo de baile “Utopía” y de otros componentes, integrados en las categorías inferiores del club organizador.

                                                                 Marcelino B. Taboada