• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • Feijóo, ante Casado: «En el PP no cabe el pensamiento único e intransigente.» (www.eldiario.es)

Feijóo, ante Casado: «En el PP no cabe el pensamiento único e intransigente.» (www.eldiario.es)

El presidente gallego pide «perdón» por los «errores» cometidos y reclama a los «votantes de Ciudadanos y a los votantes moderados de Vox» que vuelvan al PP.

«Vox ha sido el juguete de Pedro Sánchez para dividirnos en tres partidos. ¡Valiente hazaña! Él ha jugado su carta y ha sido muy eficaz», reconoce Feijóo.

El líder del PP considera que tras conocer los resultados del 28A «centenares de miles de españoles se han arrepentido» de no haber votado a los populares.

Iñigo Aduriz, 04/05/2019.

Menos de una semana después de encajar la mayor derrota electoral de la historia del partido, el líder del PPPablo Casado– y el presidente de la Xunta de GaliciaAlberto Núñez Feijóo– han coincidido este sábado en una romería de los populares gallegos en O Pino (A Coruña). Ante los suyos, el dirigente gallego se ha atrevido a lanzar una advertencia al presidente nacional de su partido (que desde su triunfo en las primarias había emprendido un giro a la derecha y se había acercado a los postulados de la extrema derecha de Vox): «El PP es un partido amplio en el que no cabe el pensamiento único ni intransigente».

Pese a que el dirigente gallego había criticado abiertamente en los últimos días la estrategia seguida en la campaña de las generales y había presumido de que, a diferencia de en otros territorios, el 28A (en Galicia) Vox no logró representación –aunque en la comunidad las elecciones también las ganó el PSOE–, ambos dirigentes han tratado hoy de escenificar la unidad del PP y el viraje al centro puesto en marcha por la dirección nacional de los populares tras la debacle en las urnas.

El equipo de Casado se vio forzado a realizar ese nuevo giro precisamente por la presión de barones como el propio Feijóo, al que muchos dentro y fuera del partido ven como posible sucesor del líder popular si el PP vuelve a registrar una debacle en las autonómicas y municipales del 26 de mayo. De momento, sin embargo, ambos dirigentes han coincidido en un mismo mensaje: reclamar a los votantes de Ciudadanos y Vox que vuelvan a confiar en el PP de cara a esa nueva cita electoral.

El presidente gallego se ha puesto el traje de hombre de Estado y, a diferencia de Casado, ha centrado su discurso en hacer autocrítica por los malos resultados del 28A. «Gracias y perdón por lo que habéis sufrido, por la decepción que habéis tenido y por los errores que hemos cometido todos, el primero yo», les ha dicho a los 5.000 simpatizantes que ha reunido el PP en la romería. «Quiero dar las gracias al presidente Casado por dar la cara» —ha añadido aunque, a renglón seguido, le ha pedido a su líder nacional que tenga un «espíritu ganador».

«Aquí cabemos todos»

Insistiendo en la necesidad de «unir el voto», Feijóo ha exigido volver a convertir al Partido Popular en una formación con «diez millones de votos» y ha asegurado que este pasado sábado comenzaba «la remontada». «Hay 10 millones de españoles que votaron a partidos comprometidos a que no gobernase el socialismo más radical con el populismo y el nacionalismo, que nos están pidiendo a todos que nos volvamos a unir y celebremos una gran victoria», ha insistido.

«Aquí cabemos todos, la mayoría de los votantes de Ciudadanos, la mayoría de los votantes moderados de Vox y la mayoría de los votantes moderados del PSOE que no quieren la deriva radical adoptada por Sánchez«, ha dicho. «Ya estuvimos juntos y podemos volver a hacerlo, reconstruir la nueva mayoría y convertirnos en un punto de encuentro de la mayoría de los españoles». En su opinión, «Vox ha sido el juguete de Pedro Sánchez» para dividir a la derecha «en tres partidos». «Valiente hazaña, él ha jugado su carta y ha sido muy eficaz» —ha reconocido.

Feijóo ha aprovechado el evento (previsto desde hacía meses) para exhibir músculo interno –es el barón del PP con mayor poder territorial tras acumular tres mayorías absolutas– al reunir a 5.000 personas, muchas más que las apenas 2.000 que de media había convocado Casado en sus actos de campaña.

Más comedido que el presidente gallego, el líder del PP también ha reivindicado «unir el voto» y ha reconocido que «Feijóo es una referencia para todo el partido a nivel nacional». El líder del PP considera, que tras conocer los resultados del 28A, «centenares de miles de españoles se han arrepentido» de no haber votado a los populares y ha reivindicado la «centralidad» de su partido: «Somos un partido abierto, reformista y centrado«, ha remachado.

El PP, «más fuerte que nunca»

Para Casado el PP es «el mejor contrapeso y dique de contención» para contener «la agenda divisiva» planteada por Sánchez. También ha advertido de que el 26M «no puede ser un cheque en blanco» para un Gobierno del PSOE, pacte con quien pacte: «Han conseguido una mayoría exigua, no muy amplia, insuficiente para gobernar, tendrán que llegar a alianzas o con los independentistas o con los comunistas, pero no pueden tener la patente de corso la autopista libre para quedarse además sin contrapesos».

Pese a la derrota encajada, Casado sigue diciendo que el PP «no solo está vivo, sino más fuerte que nunca». «La remontada la arrancamos hoy en Galicia, preparados para ganar las elecciones autonómicas, municipales y europeas con los mejores candidatos, el mejor programa y el mejor balance de gestión», ha destacado.