La Deportiva firmó tablas en el derbi de rivalidad provincial

Aun así, quizá los blanquiazules (en este caso rosados) pudieron sacar más renta del feudo leonés.

El encuentro empezó con una prueba de lo que sería el resto de la competencia, con sendas aproximaciones: en primer lugar, una llegada de Isi (internándose hasta la línea de fondo) se saldaba sin concreción alguna; y, a renglón seguido, un ataque de los anfitriones era conjurado por la retaguardia berciana (con la intervención decisiva de Manu García).

Transcurriendo el minuto 12, el local Saúl González realizó un lanzamiento desde el borde del área y dicho envío se encaminó hacia la izquierda del portal de los foráneos.

A continuación, se inició una fase relativamente dilatada de igualdad, centrocampismo y equilibrio de fuerzas (caracterizado, además, por la no plasmación de ocasiones claras).

En el minuto 28, el lateral sevillano Ríos Reina avanzó hasta el límite del campo y efectuó un pase hacia atrás (de la muerte), sin encontrar ningún compañero que definiera.

Hubo que aguardar al minuto 40, ante la evidente falta de opciones ofensivas con peligro palmario, para que se moviera el marcador. En esta tesitura, el defensa diestro de los comarcanos Son ejecutó un centro desde la parcela derecha en dirección al corazón del área. En esta ubicación se hallaba Carlos Bravo, que inventó una tijera formidable (especie de chilena). El balón se estrelló, en principio, en el travesaño y posteriormente se introdujo en el fondo de las mallas.

Sin embargo, la alegría por este tanto no duró demasiado. En el minuto 43 empatarían los capitalinos. En esta jugada, el vasco Eneko Capilla acertaría plenamente. Dentro del área recibiría la pelota y tiró de modo potente, al objeto de batir inapelablemente al cancerbero Manu García.

En resumen, en la mitad de la disputa se patentizó un ligero mayor dominio y control de los ataviados de blanco, si bien no se tradujo apenas en resultados prácticos apreciables.

Una vez retornados ambos equipos de los vestuarios, tras el preceptivo de pausa y asueto, el guión no mudaría (confirmando la impresión de que los riesgos por los que atravesarían los dos marcos no abundarían).

En el minuto 54, no obstante, se producirse un susto “en la meta propia” del conjunto cazurro. Finalmente, neutralizaría esta amenaza, en último término, el guardameta Palatsí. A mayores y en el mismo sentido en el minuto 58 el madrileño Dani Pichín ejecutó un regate y chutó, cuando se estaba situado en el pico del área.

A partir de este momento, en el global de la contienda, se impondrían mínimamente los visitantes.

En el minuto 59, fruto de la elaboración de una destacada elaboración colectiva, el susodicho Dani Pichín aprovechó un servicio de un avance por la banda izquierda pero mandó el cuero elevado.

En el minuto 64, el zaguero central ponferradino Pablo Trigueros le ganó la espalda a la defensa contraria e intentó un “mano a mano” con el portero de sus contrincantes (que perdió, a pesar de su propósito de superarlo por alto (en parábola).

En cambio e inversamente, en el minuto 73, Liberto (que había ingresado en el césped poco tiempo antes) probó fortuna. Ensayo desde el balcón del área, mediante un zurdazo, y saldría fuera por escaso margen.

En el minuto 82, en idéntica orientación, el arquero Manu García fue exigido y obligado a actuar a fin de detener un remate colocado de Josep Sené.

Como postrera opción, en el minuto 84, el antedicho defensor “carrilero” Ríos Reina se encargó de botar una falta lateral y puso en notorios apuros al portero de sus oponentes.

En conclusión, el choque presenciado entre los tradicionales y ya ancestrales rivales mostró (y demostró) que ambos clubs pueden, por calidad y plantillas, aspirar a participar en las eliminatorias de los cruces por el ascenso. Eso, exactamente, pretenden y anhelan las aficiones respectivas.

ALINEACIONES:

CULTURAL y DEPORTIVA LEONESA:

Palatsí; Saúl González (min. 32, Vicente), Pablo V., Iván Gonzáles, Javi Jiménez, Sergio M.; Yeray González, Capilla (min. 80, Ortiz); Kawaya (min. 65, Liberto), Aridane y J. Señé.

SD PONFERRADINA:

Manu García; Son, P. Trigueros, Yac, Ríos Reina; Isi (min. 91, en la prolongación, Matthieu), Pablo Larrea, Ó. Sielva, Dani Pichín; Kaxe y Bravo (min. 87, Jorge García).

GOLES:

0-1 (Carlos Bravo, 40′), 1-1 (Eneko Capilla, 43′).

ÁRBITRO:

El Sr. Conejero Sánchez, del Comité extremeño. Amonestó con tarjetas amarillas a Sergio Marcos (min. 8), Iván González (min. 69) y Liberto (min. 83), en el bando dirigido por José M. Aira; y a P. Trigueros (min. 25), C. Bravo (min. 30) y P. Larrea (min. 36), del cuadro preparado por Jon Pérez “Bolo”.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 32ª Jornada del Campeonato nacional de liga de Segunda División B, en su Grupo I, disputado en el Estadio Municipal “Reino de León”. En los prolegómenos del espectáculo deportivo se dispensó un sentido homenaje al reconocido artista local Manuel Quijano, por su meritoria trayectoria.

En las gradas se congregó una numerosa representación de seguidores, procedentes de los pagos de El Bierzo.

                                                                    Marcelino B. Taboada

Imágenes: uso personal, privado y no comercial.

                                                                        Comunicado oficial

La SD Ponferradina y la Cultural y Deportiva Leonesa quieren agradecer a sus respectivas aficiones el ejemplar comportamiento mantenido durante el partido que enfrentó este domingo a ambos clubes. Los seguidores dieron una emocionante muestra de apoyo a sus respectivos colores y de respeto a la deportividad que siempre debe rodear al fútbol.

Las dos entidades nos sentimos orgullosas por contar con el respaldo de una masa de seguidores que engrandece a este deporte. El vibrante espectáculo sobre el césped y de animación de las gradas, que se vivió durante el encuentro, refuerza el compromiso de nuestros equipos por trabajar al máximo para conseguir sus objetivos.

Lamentamos los aislados incidentes que se produjeron antes del inicio del partido en el centro de la ciudad, protagonizados por personas que en ningún caso representan a los clubes y sus aficiones. De todos modos, este desafortunado suceso no empaña el excelente comportamiento de los seguidores, verdaderos protagonistas de una gran jornada de fútbol.

Nuestro compromiso contra la violencia es claro y rotundo y seguiremos tomando las medidas que sean necesarias para erradicarla. El excelente ambiente que se vivió durante el partido es la mejor muestra de que nuestras aficiones comparten la pasión por el fútbol, la rivalidad bien entendida y el objetivo de animar a sus equipos para llevar a nuestro deporte a las más altas cotas.