• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • El Gobierno aprobará hoy mismo el subsidio para desempleados mayores de 52 años y el registro de la jornada laboral (www.eldiario.es)

El Gobierno aprobará hoy mismo el subsidio para desempleados mayores de 52 años y el registro de la jornada laboral (www.eldiario.es)

El Consejo de Ministros sacará adelante este viernes un real decreto con varias medidas sociales, como la recuperación de la ayuda para desempleados de avanzada edad y el aumento de las prestaciones contra la pobreza infantil.

El Ejecutivo incluirá también el registro obligatorio de la jornada laboral, que iba a estar recogido en un decreto con modificaciones de la reforma laboral de 2012 (que parece que se desinfla).

Laura Olías 07/03/2019.

Nuevo decreto con medidas laborales y sociales del Gobierno socialista antes de dejar la Moncloa. El Consejo de Ministros aprobará hoy viernes un real decreto ley que recoge la recuperación del subsidio para desempleados mayores de 52 años y el aumento de las ayudas contra la pobreza infantil, entre otras medidas sociales, según ha adelantado El País y ha confirmado eldiario.es. El texto incluye también el registro obligatorio de la jornada laboral, que en principio iba a ir dentro de otro decreto con cambios en la reforma laboral de 2012.

El decreto con la ‘contrarreforma’ laboral, explican fuentes del diálogo social a este medio, parece que se complica. La patronal y los sindicatos han acudido ayer jueves (por la tarde) a una reunión con el Ministerio de Trabajo, en la que se ha notificado a los agentes sociales que el Consejo de Ministros sacará adelante –justamente este viernes, 8 de marzo– un decreto ley con estas medidas (pero “no hay nada de reforma laboral”). El Ejecutivo ha expresado que no cuenta mayoría en la Comisión Permanente para convalidar este decreto, añaden las mismas fuentes.

Así, las modificaciones en la legislación laboral del PP que el Gobierno pretendía aprobar también por decreto (según confirmó la ministra de Trabajo)la recuperación de la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, de la ultraactividad de los convenios colectivos (su prórroga indefinida cuando no hay acuerdo para uno nuevo) y cambios en la subcontratación— se enfrían y parecen tener difícil recorrido.

Se salva el registro obligatorio de la jornada laboral por parte de las empresas (que la ministra Valerio ha justificado hasta ahora por la incapacidad de la Inspección de Trabajo de detectar abusos, como las horas extra ilegales o las jornadas a tiempo parcial fraudulentas). El abogado del Tribunal de Justicia de la UE respaldó recientemente que las empresas tengan que implantar un sistema de cómputo de la jornada laboral efectiva.

Subsidio para parados de 52 años

La recuperación del subsidio para desempleados mayores de 52 años ya había sido confirmada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como una de las medidas que el Ejecutivo sacaría adelante antes de las elecciones generales. La ayuda estaba plasmada en los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que el Congreso tumbó y devolvió al Gobierno.

Este subsidio para parados de avanzada edad fue una de las prestaciones que endureció el Gobierno del PP durante la crisis: elevó la edad de acceso a los 55 años, obligó a sus beneficiarios a jubilarse en la primera oportunidad que tuvieran (y no a la edad ordinaria como estaba antes) y redujo la cotización de la Seguridad Social para la jubilación de estos trabajadores, entre otros recortes.

Según las previsiones de Trabajo, restablecer las condiciones previas del subsidio (con alguna variación más ventajosa) alcanzará a unos “114.000 parados” de entrada: lo que incrementará en un 43% su número de beneficiarios.

Subida de las ayudas contra la pobreza infantil

El decreto ley recoge también el incremento de las ayudas por hijo a cargo para las familias más desfavorecidas, según ha podido saber eldiario.es. De nuevo, esta partida fue una de las que se cayó por la devolución de los Presupuestos para 2019 y —según expresó Pedro Sánchez era la iniciativa que hacía sentir “más orgulloso” al presidente del Gobierno.

En principio, según el último borrador del decreto presentado este jueves, las prestaciones quedarían en los 341 euros al año de manera general: lo que supone un aumento del 17% respecto a la cantidad que perciben a día de hoy las familias. Además, la ayuda se elevaría un 102% —hasta los 588 euros anuales— para los hogares con peor situación económica, en situación de pobreza severa (con ingresos por debajo del 25% de la renta mediana de la población en España).

Además, el decreto incluye más medidas —explican fuentes del diálogo social— como el incremento de la pensión mínima por incapacidad permanente total, que le arrancó Unidos Podemos al Ministerio de Trabajo en la negociación para convalidar el ‘macrodecreto’ de final de año con la revalorización de las pensiones.