LOS CANDIDATOS PEDANEOS EN EL BIERZO.

LOS CANDIDATOS PEDANEOS.

por Javier Lago Mestre.

En el mes de mayo tendremos elecciones autonómicas y locales. Los partidos políticos ya están en la carrera de buscar sus candidatos a los ayuntamientos bercianos. Pero no podemos pasar por alto que en nuestra región periférica contamos con las pedanías. Así pues habrá que elegir también a los alcaldes pedáneos y a las juntas vecinales.

La mayor parte de nuestras localidades rurales tuvieron su origen en la Edad Media. Desde esta época se administraron mediante concejos-concellos. Estos gobiernos locales tuvieron difíciles relaciones con los poderosos señoríos, laicos y monásticos. Más tarde los  municipios liberales, del siglo XIX, jerarquizaron las relaciones entre los ayuntamientos y resto de localidades. Hubo que esperar a la Ley municipal de 1924 para reconocer a las entidades locales menores su plena capacidad jurídica.

El reconocimiento jurídico de nuestras pedanías bercianas implica que tienen derecho a ser elegidas mediante sufragio directo de sus vecinos. Este sistema de elección directa ha sido reclamado para nuestro Consejo Comarcal de El Bierzo pero las Cortes de Castilla y León no han concedido esta legítima demanda.

Las futuras elecciones locales hacen necesaria la búsqueda de los candidatos pedáneos. Recordemos que en El Bierzo tenemos un total de 289 entes locales menores. Pero la progresiva despoblación rural amenaza el número de localidades y de candidatos. Por eso  animamos a los vecinos afectados a que presenten sus candidatos. Estos son fundamentales para la existencia de las localidades bercianas.

Los alcaldes pedáneos y sus juntas vecinales son más necesarios que nunca. Defienden a sus localidades ante el resto de administraciones locales, comarcal, provincial y autónomica. Los políticos rurales son los más cercanos a su vecindario, ayudan y escuchan a una población envejecida y aislada. Son todo un ejemplo de altruísmo y voluntarismo.

Los miembros de las juntas vecinales son los defensores del amplio patrimonio comunal (montes, prados, caminos, locales, etc). Les animamos a mantener el simbolismo pedáneo con sus pendones y fiestas tradicionales. Es importante reforzar la visibilidad pedánea mediante la señalización de las localidades y la cartelería de los bienes comunales. Insistimos de nuevo en la necesidad de reclamar la creación en los ayuntamientos de los Consejos de pedanías. De esta forma se reforzaría la presencia de los pedáneos y se evitaría la discrecionalidad de los alcaldes.

La reforma local estatal del año 2013 atacó directamente a los entes locales menores con la imposición de nuevas obligaciones legales (cuentas electrónicas, amenazas de disolución, pérdida carácter administrativo…). Esperemos que en un futuro se pueda eliminar esta legislación antipedánea. En este sentido, Portugal aprobó una Ley de 2018 sobre nuevas competencias para las freguesías. Pero más grave es la despoblación acelerada del medio rural berciano. Esto exige la unión de las pedanías más pequeñas.

Rematamos a recordar a importancia do goberno das xuntas veciñais no mantemento da nosa lingua galega. Existe un dereito consuetudinario que convén manter. Son as ordenanzas concellís sobre a explotación dos bens comunais. E a nosa toponimia tradicional  forma parte do patrimonio lingüístico pedáneo que hai que defender fronte ás imposicioes foráneas.

O Bierzo, febreiro de 2019

www.obierzoceibe.blogspot.com