• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • Un derbi muy igualado que, además, conservó inalterables las “tablas iniciales”

Un derbi muy igualado que, además, conservó inalterables las “tablas iniciales”

Se constató sobre el terreno de juego la presencia de dos equipos temerosos y con una predisposición a dominar en el centro del campo, aunque con excesivas precauciones y cautelas (no pareciendo, en realidad, pretender lanzarse al ataque sin antes asegurarse de que su retaguardia no quedase nunca desguarnecida).

Por consiguiente se ha de subrayar que, en líneas generales, ambos contendientes carecieron de la suficiente ambición ofensiva y las defensas se imponían claramente a las vanguardias atacantes respectivas.

Por otra parte, los porteros demostraron su calidad y firmeza (sobre todo el visitante Jorge Palatsí, que evidenció ser un baluarte cierto para los suyos). En efecto, los onces que se confrontaban pugnaron en porcentaje de aciertos y esfuerzo con un empeño digno de resaltar.

El choque comenzó con un ritmo notable, imprimiéndose bastante intensidad a las acciones (si bien los acercamientos recíprocos no lograban los objetivos previstos).

En el minuto 16 acaeció la primera aproximación con peligro. Un chute remarcable del ponferradino Saúl Crespo obligó al susodicho guardameta Palatsí en estado de gracia y solvente durante todo el encuentro a efectuar una admirable parada.

A modo de reacción esporádica mas adecuada, en el minuto 23, el otro Saúl culturalista lanzó a puerta y el balón se fue algo desviado.

Y, ya sobrepasado el intervalo entorno al ecuador de esta mitad de principio, las ocasiones con riesgo se desarrollaron enfrente del marco de la escuadra foránea.

En el minuto 28, un remate de Pablo Trigueros se marchó alto. Y hasta las postrimerías de este período, en el intervalo en el que concluía, no se produjeron otras oportunidades: entonces, en el minuto 40, el cántabro Jorge García enviaba la pelota por encima del travesaño; y, cumplido el minuto 44, un disparo de chilena del ariete de los bercianos David Grande, cuando se hallaba en las inmediaciones del área pequeña fue atajado por el cancerbero Palatsí.

En resumen, en el intermedio al acceder los protagonistas a los vestuarios, la disputa se había decantado hacia los locales (conforme a los méritos acumulados en la dilatada fase ya consumida).

Retornados los actores al césped, tras el descanso, el guión iría mudando paulatinamente y los de la capital provincial superarían ligeramente a sus oponentes.

De cualquier manera, las opciones que abrían un tramo relativamente reducido de esta continuación, correspondieron a los anfitriones. Así, a renglón seguido, el mencionado referente ofensivo David Grande proporcionó un centro al murciano Isi Palazón y este, bien situado en las inmediaciones del portal de los hoy rojos, no pudo aprovecharlo.

Más tarde, en un bote de falta del lateral sevillano Ríos Reina, su servicio lo peinó un compañero en la frontal y el arquero leonés se adornó en la neutralización de este flojo ensayo de cabeza.

Y, precisamente en el último cuarto de hora efectivo del enfrentamiento deportivo (aumentando progresivamente la tensión mantenida), los habitualmente “blanquillos” tratarán de agotar sus cartuchos finales en pos de la victoria.

En el minuto 82, un tiro de Josep Suñé salió fuera. Y, en el lance con riesgo que clausuraba la de por sí comprimida serie, Ortiz probaría fortuna (justamente transcurriendo el minuto 85, superando el esférico en exceso el larguero).

En definitiva, la rivalidad territorial más aquilatada, entre dos ciudades que viven el fútbol con pasión, se decidió mediante un resultados que apenas satisface a las aficiones concernidas. Sin embargo, esta tarde hemos constatado (o intuido) que nos encontrábamos antes dos de los candidatos principales al ascenso de categoría.

En cuanto a su posición en la Tabla clasificatoria, la “Ponfe” figura como colíder (por detrás de la UD San Sebastián de los Reyes, teniendo en cuenta el diferencial de tantos), igualada a puntos, y la “Cultu” se coloca también en la zona alta (a 4 puntos de los clubs referidos).

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

G. Gazzaniga; Jon García (min. 10, Fran Carnicer; min. 82, Pablo Espina), Pablo Trigueros, Míchel Zabaco, Ríos Reina; Saúl Crespo, Óscar Sielva; Son, Jorge García (min. 68, Dani Pichín), Isi; David Grande.

C. y D. LEONESA:

Palatsí; Saúl González, Iván González, Vicente (min. 71, Unai Albizua), Nicho (min. 78, Víctor); Sergio M., Martínez (min. 46, Ortiz); Hugo Rodríguez, Eneko, J. Señé; y Aridane.

GOLES:

No hubo.

ÁRBITRO:

El Sr. Martínez Santos, del Comité gallego. Amonestó con tarjetas amarillas a Son (min. 22), Jorge García (min. 45) y Óscar Sielva (min. 74), entre los componentes del cuadro entrenado por Jon Pérez, “Bolo”; y a Saúl González (min. 20), J. Señé (min. 86) e Iván González, por el lado de sus adversarios (preparados por el técnico Víctor Cea).

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 13ª Jornada del Campeonato (de liga regular) nacional de liga de Segunda División B, cuyo escenario fue el Estado muncipal del Toralín, en Ponferrada. En los graderíos de este recinto se congregaron unos 7.922 espectadores (según el registro o recuento oficial, lo que cabe considerar a título de “estupenda entrada”, después de algunas temporadas “intermitentemente” privados de este magno evento).

                                                                    Marcelino B. Taboada