Lidia Valentín continúa agrandando su leyenda

Y esta vez, el pasado jueves, reiteró su condición de indiscutible campeona en otra categoría superior: la de hasta 81 kg. Ello aconteció en el transcurso del Campeonato Mundial de halterofilia 2018, celebrado en la localidad de Asjabad (Turkmenistán). La haltera berciana hubo de participar en otro rango de peso, a consecuencia de haber sufrido anteriormente una lesión y no considerar conveniente apurar aceleradamente el retorno a su contextura muscular tradicional. Aún así, su actuación resultó especialmente destacada. Obtuvo nada menos que dos oros (uno, con 113 kg en arrancada, pulverizando en sus tres intervenciones consecutivas el récord de España; y el otro, en el conjunto de total olímpico: 249 kg). Además, se adjudicó la medalla de bronce en dos tiempos, tras incurrir en un fallo comprensible. Y ahora en un plano de mayor mérito, puesto que no se hallaban excluidas sus más contrastadas oponentes por motivos de descalificación y/o sanción (uso de sustancias clasificadas dopantes o bien no permitidas).

La deportista nacional, de 33 años y con raíces camponarayenses, prosigue con su impresionante trayectoria y va camino de convertirse en una de las mejores atletas españolas de todos los tiempos (si no ha alcanzado ya con creces tal máxima distinción).

Este gran logro tiene como antecedentes inmediatos el hecho de haberse proclamado, en su habitual encasillamiento en cuestión (de menos de 75 kg), tricampeona en los precedentes Campeonatos Mundiales de Anaheim en 2017 (Estados Unidos), mediante unos acertados y relevantes intentos: 118 kg en arrancada, 140 kg en dos tiempos, acumulando un global de 258 kg en el total olímpico. Asimismo, en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (2016), la deportista leonesa se alzó con la Medalla de bronce en el mismo tipo de competencia. Sus números entonces también evidenciaron unas magnitudes similares, fruto de ensayos calculados: 116 kg en arrancada, 141 en dos tiempos, sumando 257 en el apartado de total olímpico.

Las marcas, los registros y las metas a las que ha llegado Lidia, sin duda alguna, difícilmente podrán ser sobrepasadas o relegadas en un futuro próximo y la trayectoria plasmada en su carrera, asociadas a sus cualidades humanas y morales, no encuentra parangón ni en su campo ni en el terreno de la capacidad de mantenimiento, perseverancia y mejora (a lo largo de su siempre intensa preparación.

Todavía le restan días de gloria a la joven deportista mas, en el recuerdo ligado a la práctica profesional de levantamientos, se ha venido estableciendo desde tiempo ha “un antes y un después” de la inigualable Lidia Valentín.

                                         Marcelino B. Taboada

BREVE ADENDA (Datos y éxitos para la historia, -75 kg)

NOTABLES EVENTOS:

En función de sus aspiraciones, sus cifras más esplendorosas se sustancian en estos parámetros:

Arrancada: 124 kg.

Dos tiempos: 150 kg.

Medalla de Oro de la Real Orden de Mérito Deportivo (2016), precedida por la de Plata en el año 2014. El Premio Nacional del Deporte (a título de “mejor deportista del año”) le fue concedido, con honores, por el desarrollo de su labor personal y la valoración global de su evolución y avances en la campaña de 2016.