• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • En un encuentro sumamente entretenido y disputado, la Deportiva se impuso por la mínima

En un encuentro sumamente entretenido y disputado, la Deportiva se impuso por la mínima

La confrontación, entre dos equipos con cierta calidad, resultó bastante igualada y el triunfo pudo decantarse hacia cualquiera de los dos dos bandos.

De este modo, los bercianos se distancian en 6 puntos respecto a los filiales blancos en la Tabla clasificatoria. De cualquier manera ambos conjuntos demostraron potencialidad para luchar por los puestos de privilegio (a lo largo de la presente temporada).

El choque se inició con un mayor control y dominio por parte de los locales. Y ello, con leves variaciones, duraría hasta el ecuador de la primera mitad.

Sin embargo, el acercamiento inaugural con peligro, que abría una serie relativamente numerosa, provino del lado visitante. En el minuto 7 era Feuillassier (Franchu) quien dispuso de su opción: en el interior del área tiró a puerta pero el arquero Gianfranco Gazzaniga detuvo la pelota sin ningún problema.

No tardaría en llegar una aproximación en forma de oportunidad adecuada, transcurriendo el minuto 7, para los anfitriones. Una falta, en la frontal del área, fue ejecutada por el olotense Óscar Sielva magistralmente y la coló casi por la escuadra.

A partir de entonces no mudó el rumbo de la contienda por un lapso notable de tiempo. Fruto de esta constatación, en el minuto 18, Dani Pichín conectó con el cuero (efectuando un envío en volea) desde el exterior del área. Su ensayo salió fuera.

Y, mediado este acto de principio, se equilibraría tanto la posesión como la intensidad ofensiva. Los merengues, además, se aliarían con la suerte y voltearían con presteza el marcador.

En el minuto 24, se produjo el empate: merced a un avance por la banda izquierda de Franchu, este mismo proporcionó un buen servicio al centrocampista Fidalgo. El receptor se preparó el esférico y obtuvo el tanto que restablecía otra vez las tablas. Aún a mayores, poco más de un minuto después, De Frutos realizada una incursión por el otro flanco, cedía un pase estupendo a Cristo y este remataba acertadamente con la zurda.

Los de la capital comarcal no se resignaron y llevaron a cabo algunas acciones reseñables antes del intermedio, contrarrestadas por sus contrincantes.

En el minuto 36 se plasmó una jugada ensayada. El centro lo remataría el ariete brasileño Yuri, sin el tino necesario.

En sentido inverso, en el minuto 39, Seoane mandó un chute algo lejano y obligó al cancerbero Gianfranco a despejar de puños.

Mas en el minuto 40 la suerte se revelaría propicia: el cántabro Jorge García lograba acceder hasta la línea de fondo, trazaba el pase de la muerte y el antedicho Yuri definía de espuela y con su clase habitual.

Se acabó, pues, el meridiano del enfrentamiento deportivo con una sensación de que todavía quedaba por presenciar brillantes momentos.

Retornadas al escuadras en liza de los vestuarios, se sucedieron un conjunto de combinaciones con riesgo (frente al portal de los foráneos).

En el minuto 58, gracias a un error de Álex, Yuri gozó de una ocasión favorable. No obstante, el defensor se repondría y enmendaría su fallo (interponiéndose en último término).

En el minuto 75, al guardameta Luca se le exigió una estupenda intervención. Una progresión por la parcela izquierda derivó en una especie de asistencia, con rebote en el mentado zaguero Álex. El citado meta atajó el balón junto al poste.

En el minuto 79, al objeto de continuar en idéntico sentido los ataques, Isi se atrevía con un zurdazo a inquietar el marco rival. Su intento se fue desviado por escaso margen.

En el minuto 80, el madrileño Dani Pichín tornaba por sus fueros. En este caso lanzaba desde el balcón del área y remitía la pelota prácticamente a rozar el palo.

Completada esta fase, los adversarios también generarían un riesgo evidente y amenazarían la retaguardia ponferradina.

En el minuto 82 Martín Calderón probaría fortuna. Su trallazo fue conjurado por el argentino Gazzaniga, completando el paradón de la tarde.

Asimismo en el minuto 88, sin demasiada demora, el acecho tendría repercusión y por partida doble: empezó con un rechace de Gianfranco y, a renglón seguido, Alberto estrellaba su tiro en el travesaño. Y, ya se sabe, el que perdona suele pagar.

Porque en las postrimerías, concretamente en el minuto 90, el citado capitán Yuri provocaba una infracción, dentro del área. Se saldaba dicho lance con la señalización de la pena máxima asociada. Y el “pichichi”, encargado normal de la transformación de estos golpes desde los 11 metros, introduciría el cuero en la red.

En resumen, se confirmó lo aguardado: un par de onces con capacidad suficiente, que se prodigaron a fin de agradar y protagonizaron un espectáculo satisfactorio y agradable.

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

Gianfranco; Son, Jon García, Zabaco, Ríos Reina; P. Trigueros (min. 56, Saúl); Dani Pichín (min. 85, Luisma Villa), Óscar Sielva, Jorge García (min. 73, Isi), David Grande; y Yuri.

R. MADRID CASTILLA:

Luca; López, De la Fuente, Álex, Fran García; Fidalgo, Jaume; De Frutos (min. 60, Alberto), Seoane (min. 73, Martín), Feuillassier (min. 80, Dani Gómez); y Cristo.

GOLES:

1-0 (Óscar Sielva, 9′), 1-1 (Fidalgo, 24′), 1-2 (Cristo, 25′), 2-2 (Yuri, 40′), 3-2 (Yuri, de penalti, 90′).

ÁRBITRO:

El Sr. Muñiz Ruiz, del Comité gallego. Amonestó con tarjetas amarillas a Yuri (en los minutos 34 y 91, respectivamente, por lo que se decretó su expulsión en el descuento) y Saúl (min. 63), en el seno del cuadro de Jon Pérez (“Bolo”); y a De Frutos (min. 21), Feuillassier (min. 34), De la Fuente (min. 52) y Luca (min. 89), entre sus oponentes (preparados ahora por el debutante José Manuel Díaz).

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 11ª Jornada del Campeonato nacional de liga de Segunda B, en su Grupo I. Al Estadio municipal “El Toralín”, de Ponferrada, acudieron unos 5.692 aficionados (conforme al registro oficial). Excelente “hinchada” y entrada resaltable.

                                                                      Marcelino B. Taboada