El CB Bembibre no fue capaz de superar el “gafe” alavés

No hay dos sin tres”, según refiere el refrán, y así acaeció nuevamente. El enfrentamiento deportivo entre dos conjuntos parejos, a primera vista, se saldó con una victoria de las “gasteiztarras”. El resultado no fue abultado y las foráneas estarían cerca de acariciar el triunfo (a lo largo de buena parte de la confrontación) aunque, en un tramo final de desacierto, dejaron escapar todas sus opciones.

En general, desde el principio, se evidenció que el choque se caracterizaría por la presencia —en prioridad— de un importante componente físico (que dominarían sustancialmente las bercianas) y un alto porcentaje de encestes en lanzamientos de triples (de las vitorianas). Y, en cualquier caso y con visos de notoriedad, dio la impresión de que las anfitrionas se hallaban en un estado de integración y cohesión mayores que sus adversarias.

El encuentro se inició con nada menos que 4 lanzamiento acertados desde más allá de la línea de 6,75 m, por parte de las locales (tres de los cuales eran logrados por una “vieja” conocida: la ala-pívot ex-bembibrense Ariel Joy Edwards). Se iban, por tanto, las habitualmente verdes en el marcador. Ante ello se intentó poner arreglo al ligero desfase —en forma de cumplida respuesta desde el lado contrario—, al objeto de equilibrar la contienda mediante el entonces seguro recurso al juego interior. Aquí controlaba la situación el triduo SmithHerreraLlorente.

Así se iban reduciendo las distancias y acababa el primer acto con los guarismos bastante ajustados: 18-16.

Pero la continuación, en un tramo dilatado, volvió a discurrir conforme a los mismos cánones del lapso precedente. En esta tesitura eran un par de jugadoras oriundas vascas las que se erigirían provisionalmente en las más efectivas y destacadas de la disputa: Cristina Molinuevo materializando dos tiros de tres e Izaskun García, con su proverbial rapidez e imprimiendo frecuentemente una gran velocidad a las transiciones. De este modo se pasaba progresivamente por estos registros en el electrónico (23-16, a 08:02 para el intermedio) y luego se colocaba un 23-19 en el tanteador. Tras este intervalo se comprobó lo expresado anteriormente, ya que un parcial de 12 a 0 situaba con un avance importante a las discípulas de Madelén Urieta. La serie de marcadores, en esta deriva favorable a las esuskaldunas, fue paulatinamente evidenciando y patentizando la nueva situación: 28-19, a falta de 3 minutos y 32 segundos para la pausa; 33-19, cuando se plasmaba en el electrónico un franco y contundente resultado; y, a la conclusión, era constatable un inquietante atraso de las “rojillas” (en esta ocasión, azuladas) se apreciaba ya: 36-23 (gracias a una reacción de la base internacional venezolana Roselis Silva, neutralizando levemente lo que se convertiría a la postre en el exponente de la máxima desigualdad absoluta, de 16 puntos: 35-19).

La mitad de comienzo se clausuraba así con datos sorprendentes: los 15 rebotes ganados por las “torres” de la villa del Boeza, las pérdidas acumuladas por ambas escuadras (17, en lo que atañe a las hoy “rosadas”) y el extraordinario tino de las mismas en algunos momentos.

Mas, completado el tiempo de descanso, el entrenador de las visitantes Pepe Vázquez― ordenó ejercer la presión sensiblemente más arriba. Y esta táctica funcionó casi a la perfección, porque las suyas alcanzaban a cumplimentar un parcial de 0 a 11 y tornaban a entrar en liza. El luminoso se movía en este particular período entre un 38-27, a 07:07 respecto al término este penúltimo período, y el obtenido al remate del recorte producido (que culminaría en un expresivo 40-38). Restando un par de minutos, sin embargo, en los respectivos tornaba a restablecerse la ventaja de las alavesas: un 45-38, merced a la respuesta protagonizada otra vez por Izaskun García y la alero Cristina Molinuevo.

En el global de este espacio temporal, no obstante, la participante más decisiva fue la rusa Julia Gladkova, del equipo que mantenía aún la resaltable demora. Se cerró este penúltimo cuarto con un 48-40, todavía no definitivo.

En el postrer lapso por dilucidar, todo prosiguió con idéntico tono durante varios minutos. Habría que aguardar, en consecuencia, a superar su ecuador a fin de que las leonesas apuraran sus contadas oportunidades de vencer a sus rivales. En varios de esos instantes sí que semejó producirse una cierta mudanza. Ante esta contingencia sobrevenida, la organizadora nacional (de las bercianas) Alejandra Quirante lograba una canasta desde el exterior y la escolta internacional belga Nauwelaers concretaba otros dos tantos (sumaban entonces las comarcanas 5 puntos consecutivos, a los efectos de completar un parcial de 0 a 7, situando un 55-50 en el registro electrónico). Porque la serie secuencial se circunscribió, en los lances en cuestión, a un entorno similar: entre un 55-48, a 04:11 de la finalización; un 58-52, a solamente 45 segundos del pitido epilogar y un 58-53, al encarar los agónicos 16 segundos. Entanto, dos regalos de las chicas de la capital de Euskadi no eran aprovechados por sus oponentes. En estas postrimerías de la contienda, en lo que atañe a acciones a reseñar, cabe aludir a que también intervendrían la canaria Diallo y la riojana Paula Estebas, contribuirían con su especial aportación a la victoria (añadiendo sendas canastas, con buen pulso).

En resumen, parece que la trayectoria de las derrotadas quizá se debe a las malas sensaciones que les infunde la excepcional cancha de sus contrincantes “verdosas” (en versión rojo fucsia o purpúreo, en esta eventualidad), que no les es especialmente favorable ni propicia.

FICHA TÉCNICA (Resumen):

RPK ARASKI (59):

Izaskun García (10), Natalie I. Van Den Adel (9), Laura Pardo (-), Ariel J. Edwards (12), Briana A. Robinson (6) —cinco de salida—, Cristina Molinuevo (9), Paula Estebas (3), Maja Vucurovic (4) y Umo D. Diallo Dieng (6).

EMBUTIDOS PAJARIEL CB BEMBIBRE PDM (53):

Laura Herrera (12), Heleen Nauwelaers (5), Roselis Silva (8), Jenna Smith (4), Julia Gladkova (12) —quinteto titular—, Melita Emanuel-Carr (1), Victoria Llorente (5) y Alejandra Quirante (6).

PARCIALES:

1er. C (18-16), 2º C (18-7) —35-23, en el descanso—, 3er. C (12-17), 4º C (11-13).

LA MVP:

Esta distinción se la adjudicó la vizcaína Izaskun García Urlezaga (10 puntos en su haber personal, 4 rebotes capturados y 5 asistencias suministradas, lo que representó un global de 18 créditos en su valoración individual).

En cuanto a la efectividad, esta se distribuyó relativamente bien y en esta faceta cabe reseñar a la susodicha Ariel J. Edwards, a la pívot Laura Herrera y a la susodicha Julia Gladkova (contabilizando una docena de puntos cada una).

ÁRBITROS:

Los Sres. Francisco J. Bravo Loroño, Jorge Caamaño Muñoz y Sergio Del Val Nuño.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 2ª Jornada del Campeonato de la División de Honor de baloncesto femenino (Liga DÍA). El magnífico escenario del espectáculo presenciado fue el Pabellón Polideportivo de Mendizorrotza, de Vitoria.

                                                                    Marcelino B. Taboada