La suerte da nuevamente la espalda al CB Bembibre PDM

Se iniciaba la temporada oficialmente, por lo que afecta al Campeonato liguero, mediante un Open Day (al igual que en la ocasión precedente). Pero ahora el equipo berciano ejercía de teórico local y las vascas del C. B. IDK Gipuzkoa, de visitantes. Y, tal como se resalta en el encabezamiento, con poca fortuna (al perder por una sola canasta, tras llegar a los momentos postreros con una ligera renta). Sin duda, los dos minutos finales fueron determinantes y en ellos las teóricamente anfitrionas se llevaron la peor parte.

También es posible que, de contar con la otra ala-pívot internacional argentina Vicky Llorente, a lo largo del encuentro alguna intensidad mayor fuere posible aportar. Mas esto es una simple suposición, sin contrastación práctica alguna.

El choque comenzó con una mejor disposición de las chicas representativas del Bierzo Alto. Las guerrilleras “rojillas” establecían las primeras distancias en el marcador y daban una sensación de solvencia, jugando con cierto desenfado. Ello duraría hasta que sus oponentes donostiarras acercaron los números de su registro al de sus rivales (13-15), merced a un par de encestes de Erauncetarmurgil y Aduriz, respectivamente. Así se prosiguió el resto de este intervalo y las cifras que mostraba el electrónico, al remate de este lapso del principio, se movía en idénticos márgenes: 15-17.

Respecto a detalles importantes de esta fase, cabe reseñar el debut en el C. D. Ibaeta (otra denominación de las guipuzcoanas) de la ala-pívot haitiano-americana Vionise Pierre-Louise, asimismo como la media docena de puntos logrados por parte de la ala-pívot senegalesa (MVP de la contienda, del lado o bando de las ganadoras) “Toch” Sarr.

A continuación, todo se mantenía según los mismos cánones. Además, el técnico “santiagués” Pepe Vázquez demandó un tiempo muerto, a 6 minutos y 15 segundos efectivos —cuando el electrónico evidenciaba un atraso de 6 puntos en su casillero—, antes del ecuador de la disputa. No obstante, no tuvo esta decisión una repercusión inmediata y práctica clara, ya que incluso iría aumentando paulatinamente la diferencia negativa contra las suyas. Por tanto, posteriormente el adelanto favorable al combinado de Aránzazu Muguruza aún se dispararía algo. La aludida Oumol Kh. Sarr y su compañera Weaver se encargarían con éxito de incrementar su avance en el tanteador. Se alcanzó entonces un diferencial de -10 (17-27). Sin embargo, este despegue momentáneo no se consolidó después en los dos dígitos: 24-29 era el resultado en los instantes en que se accedía al tiempo de intermedio.

Superado el período preceptivo de descanso o pausa equinoccial, ambas escuadras no mudaron apenas el guión planteado rápida y radicalmente pero, a través de una reacción constante de las bembibrenses, se voltearía el signo del encuentro. Esta variación se produjo lenta mas sensiblemente. Se plasmaría en una respuesta ostensible, cuya demostración ilustrativa se sustanció en que —a falta de 2:22 para la clausura del penúltimo acto— las de San Sebastián se colocaban 4 puntos por debajo y lo despedían asimismo levemente rezagadas (45-41). Y ello debido a la resistencia que ofreció la susodicha Sarr, con lo que se maquilló un 43 a 37 previo y más inquietante.

Y restaba exclusivamente el término o conclusión de la confrontación. Y aquí se repitió lo experimentado, en otras oportunidades similares, por las de la villa del Boeza. Tal era la relativa inacción de las de indumentaria más oscura que su antedicha entrenadora, Azu Muguruza, se vio obligada a reclamar un espacio para impartir consignas a 7:08 para la finalización del juego. Fue fluctuando entonces la desventaja, a partir de este impasse, en un entorno semejante sin previsibles visos de solución (aunque quedaba un desenlace sorprendente por presenciar).

Aproximadamente a dos minutos y medio en pos de la definición, el luminoso era expresivo: 56-49. Justamente a expensas de dos minutos, la resolución parecía todavía franca: en concreto, desde el cómputo que señalaba un resto de 2:08 por consumir, se apretaban los guarismos (un +2 a revertir por las visitantes). Y seguidamente sus adversarias se instalaban en una sequía aparatosa, al permanecer sin materializar más allá de una exigua canasta. Mientras tanto, el parcial de 0 a 9 se constituyó en dato inapelable: se pasó en consecuencia, en la parte fundamental de este cuarto, de un +7 a un -2. Un lanzamiento (tiro de dos) de Iva Brkic, a 17 segundos de certificar el triunfo de sus colores, sería esencial. Porque en sentido inverso, agónicamente (a 0:02:08 del epílogo), la valiosa ala-pívot Jenna Smith no fue capaz de situar (otra vez, en cuanto a las cifras del electrónico) las tablas que tanto anhelaba.

En resumen, se contempló un igualado y equilibrado enfrentamiento deportivo. Emocionante y resuelto en los últimos compases e inclinándose la victoria por mínimos lances, vg.: en lo que atañe a los porcentaje dispares de aciertos (en el caso de tiros de campo de dos).

FICHA TÉCNICA:

EMBUTIDOS PAJARIEL CB BEMBIBRE PDM (58):

Roselis Silva (4), Melita Emanuel-Carr (-), Jenna Joy Smith (19), Laura Herrera (6), Julia Gladkova (16) —quinteto de salida—, Alejandra Quirante (5), Heleen Nauwelaers (8) y Amy Syll (-).

IDK GIPUZKOA (60):

Brkic (4), Iparragirre (-), Ellen Nystrom (2), Weaver (17), Sarr (18) —cinco titular—, Lara González (2), Aduriz (6), Maria Erauncetarmurgil (6) y Vivi (5).

PARCIALES:

1er. C (15-17), 2º C (9-12) —al descanso, 24-29—, 3er. C (21-12), 4º C (13-19).

LAS CLAVES:

Cuatro de las participantes se distinguieron en su actuación o labor general. En el bando vencedor, ante todo, Oumoul Khairy Sarr (18 puntos en su haber, 3 rebotes capturados y 4 asistencias suministradas, sumando un global de 24 créditos); y en el cuadro derrotado, principalmente, la MVP absoluta Jenna Joy Smith (que se estrenaba con la camiseta de las leonesas): 19 puntos anotados, 9 rebotes en su poder y 3 asistencias proporcionadas, lo que se traduce en 27 puntos de valoración individual.

En otro ámbito determinado, el de la efectividad y aparte de las dos jugadoras “estrella” ya designadas, la ala-pívot norteamerica Lyndra Shajuan Weaver (17 puntos) y la rusa Julia Gladkova (16) —en particular, cada una de ellas en su combinado— firmaron buenas y más que aceptables intervenciones y una sobresaliente actuación.

ÁRBITROS:

Loa Sres. Joaquín García González, Roberto Lucas Martínez y María Paya.

INCIDENCIAS:

Partido de la Jornada inaugural de la Liga DÍA (que tuvo lugar este puente, distribuida en tres días: viernes, sábado y domingo). El escenario elegido era el Pabellón “Jorge Garbajosa”, de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz.

                                                                   Marcelino B. Taboada