• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • Un CB Bembibre “ostensiblemente mermado”, que continúa cumpliendo su calendario de pretemporada, no pudo superar a un CB Celta Zorka que demostró encontrarse en mejor estado físico

Un CB Bembibre “ostensiblemente mermado”, que continúa cumpliendo su calendario de pretemporada, no pudo superar a un CB Celta Zorka que demostró encontrarse en mejor estado físico

Se plasmó patentemente dicha inferioridad, tanto en el aspecto de intensidad como en lo que respecta a la envergadura y precisión, a medida que transcurría el tiempo de disputa. A pesar de conseguir igualar el marcador al comienzo del penúltimo acto, las “rojillas” (ayer trocando su tradicional color por el azul) se hundieron en el postrer cuarto. Ello es un efecto de la falta material de sesiones prácticas o competitivas que se intuye y una cierta provisionalidad, que en cambio no se apreció en sus contrincantes (quizá algo más rodadas, al haber participado ya en la exigente Copa Galicia y presentarse como un conjunto relativamente integrado y compacto).

Además, a las chicas preparadas por Pepe Vázquez les afectan dos circunstancias añadidas nada positivas: por una parte, la imposibilidad de acoger en sus filas a uno de los teóricos referentes (debido a motivos burocráticos): la ala-pivot ecuatobrasileña Sasha Cedeño; y, por otro lado, la ausencia forzada de las tal vez sus dos principales fichajes notables de ámbito internacional: la escolta Heleen Nauwelaers y la también ala-pívot Vicky Llorente (coincidiendo en su función con la mencionada frustrada incorporación), componentes de las selecciones belga y argentina respectivamente. Este par de figuras contienden (o han rematado su actuación) en la Copa del Mundo de baloncesto, que se viene celebrando actualmente en la ciudad canaria de Tenerife. La escuadra sudamericana aludida ha resultado eliminada recientemente (no pasando a la fase de cuartos de final), objetivo que sí ha alcanzado la europea a título de líder del grupo en el que se encuadraba España.

En otro apartado, el de jugadoras a prueba, la rookie norteamericana Carrie Oursler que no convenció al cuerpo técnico del equipo representativo de la Seu d´Urgell, el CB Cadí La Seu se halla ahora tratando de cubrir uno de los puestos que quedan por reforzar en la plantilla, conforme a los designios del entrenador de las bercianas.

El choque se inició como mandan los cánones, cuando es con ocasión de una cita amistosa. La confrontación era, por tanto, susceptible de introducir los ajustes imprescindible, a lo largo de los ensayos y variantes a verificar: por esta y otras singularidades, las jugadoras, en líneas generales, perdían demasiado pronto la posesión del balón. En lo que concierne al combinado local, se tapaban las opciones de pase de las rivales pero, asimismo como se recuperaba la pelota, se desperdiciaba en avances escasamente efectivos.

De este modo, el ritmo, la cadencia y la capacidad ofensiva se mostraban como facetas manifiestamente mejorables. De esta manera las anfitrionas se imponían ligeramente, mas la contribución de la celeste (en este este caso ataviada con elástica roja, abandonando la peculiar celeste) Raquel Carrera no permitía despegarse a las de la villa del Boeza.

Las bembibrenses, en el segundo intervalo, completaron un esperanzador parcial de 8 a 0 (al complementar Clara Cáceres, con un enceste de dos, una racha favorable). Sin embargo, sus adversarias se repondrían y, a través de la materialización de tres canastas consecutivas, reducirían distancias y complicarían definitivamente la labor ganadora de sus contrarias.

Retornadas las participantes de los vestuarios, se produjo una sucesión de errores y equivocaciones en la concreción de las jugadas. A ello se uniría la sustitución forzosa por personales de la “torre” islandesa de las gallegas, Hildur Kjartansdóttir, lo cual semejaba constituir una desventaja para las foráneas. No obstante, casi de inmediato, la susodicha “novata” Cassie Oursler se cargaba con su cuarta falta (tesitura que, en parte, la inhabilitaba en la parcela defensiva y además aconsejaría su sustitución, después de contribuir con un atinado tiro de dos puntos). En consecuencia, el encuentro todavía parecía equilibrado y de resolución vacilante.

Aunque el sentido del tanteador no era previsible, las viguesas consolidaron una serie de intentos de lanzamiento con éxito y, agregando 8 puntos adicionales a su casillero, daban un vuelco al electrónico y se colocaban entonces en franquicia por primera vez (30-31), precisamente con un libre convertido por la levantina Itziar Germán (ex del C. B. Bembibre). Sus homólogas pretendían alterar la deriva perjudicial apenas instalada mas sin un grado de convicción elevado ya que, gracias a un par de triples de Anne Senosiain, las “celtistas” acabarían este período por delante (36-41).

En el lapso conclusivo las baloncestistas del Bierzo Alto pugnaron —fundamentalmente a base de esfuerzo y determinación, ante la carencia de una calidad constatable— a fin de acercarse en el electrónico. Llegaron incluso a alcanzar un empate, fruto de una precedente anotación de dos de Roselis Silva (frecuentemente reclamada por la selección venezolana) y justo en el momento en que se plasmaba una nota esencial del enfrentamiento deportivo: que los guarismos no mostraban corresponderse con unas cifras elevadas (43-43), exponente expresivo de lo ocurrido.

Y, en lo que restaba hasta el término, todo se resumió en un dominio acaparador de las visitantes. Encadenaron un parcial importante en unos minutos brillantes, de 0 a 9 (43-52), epilogado mediante un triple de Ainhoa Lacorzana.

Y la suerte estaba echada, en esos instantes, pues los fallos en ataque se reiteraban por el lados de las que se sentían impotentes de rematar con una gran remontada y ni siquiera aprovecharon su sola y particular oportunidad de “maquillar lo evidenciado en el electrónico”: 50-62.

FICHA TÉCNICA (Resumen):

EMBUTIDOS PAJARIEL CB BEMBIBRE PDM (50):

Alejandra Quirante (9), Laura Herrera (4), Anny Syll (3), Roselis Silva (14), Julia Gladkova (5) quinteto titular, Melita Emanuel-Carr (6), Tania González (-), Clara Cáceres (2) y Cassie Oursler (7).

CB CELTA ZORKA (62):

Ainhoa Lacorzana (7), Itziar Germán (5), Anne Senosiain (11), Raquel Carrera (18), Adrienne Motñey (5) cinco de salida, Lucía Fontenla (-), Hildur Jiartansdóttir (-), Tamara Montero (9), Paula Ahúja (-) y Cristina Freire (4).

INCIDENCIAS:

Partido de devolución o retorno de visita, cuyo escenario fue el Pabellón Bembibre Arena. Del par de cruces en cuatro días realizados, entre estos dos clubs de categoría diferente (Liga Día vs. Liga Femenina 2), la suerte y victoria se decantó hacia las hipotéticamente más débiles: el plantel dirigido por Cristina Centeno.

                                                           Marcelino B. Taboada