COMUNICADO DEL C.B. CIUDAD DE PONFERRADA

El lunes de la presente semana (día 25) hemos recibido una gran noticia: la prestigiosa Universidad Americana Embry-Riddle University acaba de anunciar el fichaje de nuestra más firme promesa, David Velasco. Con esta buena nueva nuestro jugador se convierte en el primer berciano que cruzará el charco, para completar su formación como jugador de baloncesto en un equipo de NCAA 2. Esta Universidad del Estado de Florida destaca por ser una de las mejor valoradas y relevantes en la rama de Aeronaútica, donde sólo tienen cabida los buenos expedientes académicos, además de disponer de un conjunto puntero de básquet (encuadrado en la segunda división estadounidense de este apreciado deporte por esos lares, en su faceta de promoción y perfeccionamiento de posibles figuras).

Con este aventura americana se hace realidad un sueño que comenzó cuando David inició sus primeros pasos en aquel ahora añorado cuadro de categoría alevín, el Laymar CdP, que fue uno de los pilares del proyecto deportivo y de futuro de la actual directiva del club. Han sido muchos años de entrenamiento, esfuerzo y sacrificio, de cumplir con un horario muy estricto y renunciar a gran parte del tiempo libre. Estas han sido sin duda las claves para que este “jugón” haya conseguido su objetivo, dejando tras de sí un brillante historial en la entidad y unos grandes registros. En este ámbito, entre sus llamativos números y logros, destaca sobremodo su participación en las tres Final Four (justamente todas en las que el club ha contendido, en el transcurso de su trayectoria histórica) y su debut en LIGA EBA en la temporada 2016-2017 –contra el Estudiantes de Lugo tempranamente, precisamente durante la campaña en que sólo tenía 15 años.

David es el joven local que inaugura este periplo experiencial, abriendo este mundo de oportunidades, y lo ha realizado desde el trabajo y la dedicación constantes, que es la manera en que se consiguen los éxitos en el deporte y en la vida: se trata de un camino que ha quedado marcado de antemano por ejemplares triunfadores precedentes. Y en este caso de elección y distinción merecidas, asimismo, aguardamos con confianza que rápidamente el jugador berciano tenga continuidad en su pretensión, incentivando a que otros varios sucesores igualen su gesta transoceánica y sus resaltables cifras en nuestra entidad (que constituyó su entrañable lugar de encuentro y vivero de amigos).

Deseamos, por tanto, la mayor de las suertes y una dosis enorme de fortuna a David en esta singladura recién comenzada, recordándole que esta casa siempre será la suya propia.

¡Enhorabuena y felicidad a raudales, DAVID!

Enlace: www.ciudaddeponferrada.com