LAS PEDANÍAS DE EL BIERZO DE NUEVO AMENAZADAS.

LAS PEDANÍAS AMENAZADAS.

por Javier Lago Mestre.

Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo.

Las instituciones públicas compiten entre sí. Vemos a las nacionalidades demandar más autogobierno ante el Estado. También el Gobierno central comanda los ataques a las administraciones locales más pequeñas, nuestras pedanías.
Con la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (2013) se quiso eliminar el carácter de administración local de las pedanías bercianas y exigirles la presentación de todas sus cuentas. El Tribunal Constitución declaró inconstitucional parte de su articulado. Así sentenció que el Gobierno central no tenía competencia para suprimir las pedanías. Fue la presión política y social la que rebajó las exigencias jurídicas en contra de las pedanías.

Ahora el Gobierno central vuelve a la carga contra nuestras pedanías. Se ha aprobado un Real Decreto 128/2018 que obliga a las pedanías bercianas a contar con un funcionario de carrera de la propia Corporación municipal (del grupo A o con habilitación nacional). Tradicionalmente nuestras pedanías estuvieron formadas por vecinos, sin la intervención de funcionarios. La convocatoria, los debates, los acuerdos y las actas se hacían por los vecinos. No había participación de funcionarios propios ni ajenos de los ayuntamientos.


La norma comentada obliga a la participación de funcionarios de los ayuntamientos en las juntas vecinales. Este mandato forzará un nuevo formalismo que condicionará la toma de decisiones colectivas. La histórica espontaneidad en las convocatorias pedáneas (en festivos o por las tardes y noches) dejará de ser tal. Los funcionarios de los ayuntamientos tienen sus propios horarios de jornada de trabajo, mañanas laborables. ¿Quién pagará el transporte a los pueblos y las horas extraordinarias de los funcionarios que acudan a las juntas vecinales?.

La Junta de Castilla y León debe regular las obligaciones jurídicas de las pedanías, según se determina en la Ley del Régimen Local de Castilla y León (1998). Esta Junta autonómica es la responsable del buen funcionamiento de las pedanías bercianas. Será el Gobierno regional el encargado de resolver la nueva problemática que se avecina. Para ello se debería contar con el apoyo de la Diputación de León y del Consejo Comarcal de El Bierzo. La Junta de Castilla y León tiene la obligación de buscar soluciones con el Gobierno central.


Pola outra banda, as pedanías bercianas amosan outra problemática derivada da presenza dos novos funcionarios dos concellos municipais. Referímonos a que nas xuntas veciñais do Bierzo ocidental sempre estivo presente a lingua galega traidicional. Coa nova normativa comentada os funcionarios visitantes que acudan ás xuntas veciñais non teñen obriga de coñecer o galego, nin oral nin escrito. Polo tanto, este descoñecemento do galego, polos funcionarios de fóra, obriga aos veciños a non usar este idioma para evitar a incomunicación.

Os funcionarios visitantes nas xuntas veciñais bercianas, como actuarán con funcioes de secretaría, deberán elaborar toda a documentación en lingua castelá, a única oficial no Bierzo. Funcionarios que obrigarán a usar o galego por parte dos veciños galegofalantes ante a imposición legal do castelán. Convén manter a presión política e social para evitar esta desfeita administrativa antipedánea.

O Bierzo, abril de 2018.

www.obierzoceibe.blogspot.com