C.B. Residencia Las Encinas CDP: “EL DERBI SE QUEDÓ EN PONFERRADA”.

El sábado pasado no se vivió un partido normal en el Toralín, ya que un encuentro de esta rivalidad siempre es especial para ambos equipos, se dispute en las circunstancias que sea.

El choque provincial comenzó de la mejor manera posible para los nuestros, con un ritmo alto de anotación en los primeros instantes, aunque rápidamente los visitantes conseguirían establecer la igualdad en el marcador, recordando a todos los allí presentes que una confrontación de este tipo nunca es una papeleta sencilla de solventar. Al final del este cuarto de inicio, el tanteador reflejaba un superajustado 21-21.

El segundo periodo, sin embargo, mostraría un Fundación Baloncesto León muy metido en la contienda, al que cada vez le resultaba más sencillo realizar su juego (a base de buenas defensas y transiciones rápidas). Además, mientras que a los nuestros se les atragantaba la zona puesta por el conjunto foráneo, los leoneses aprovechaban bien sus opciones. En esta circustancial fase de dominio de la escuadra cazurra, no obstante, no se acumularía una diferencia ostensible y así llegaríamos al descanso del enfrentamiento deportivo con un 32-38, nada decisivo.

Tras el paso por los vestuarios el C.B. Residencia Las Encinas, una vez más, fue capaz de darle la vuelta al sentido que evidenciaba el luminoso, tras realizar un buen cuarto (lo que le permitía sentirse protagonista sobre la pista, apoyado en su superioridad en varias facetas: mejores repliegues, ataques más fluidos, y sobre todo, patentizando un mayor acierto desde la línea de tres puntos, precisamente la que tanto le había penalizado durante la anterior mitad de la competencia). En definitiva, al término de este penúltimo intervalo los registros se apretaban: 57-56, lo que significaba un solo un punto de ventaja a la hora de encarar los últimos 10 minutos.

El último intervalo se cohonestaría con la tónica de todo el resto del tiempo transcurrido: mucho equilibrio por ambos bandos en cancha y los dos contrincantes poniendo bastante coraje y empeño para llevarse la victoria. De todas formas, como era de aguardar, no sería hasta los segundos postreros cuando se decantaría el triunfo hacia los locales. Y ello sucedió tras situarse el equipo local tres puntos por delante (gracias a un tiro libre de Ángel Infante, una continuación en la que el C.B. Fundación no fue capaz de anotar un lanzamiento y la conclusión, que suponía que la victoria se iba a quedar en Ponferrada.

Este resultado favorable es de de vital importancia clasificatoriamente hablando– ya que insufla a nuestro combinado un un poco de calma, que no relajación, al objeto de preparar las últimas tres jornadas. La próxima e inminente cita nos espera en Lugo, el domingo 15, contra un club filial que se halla en el puesto inmediatamente inferior al que ocupa el C.B. Residencia Las Encinas.