• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • “EL TORALÍN RUGIÓ PARA HACERSE CON LA VICTORIA”. (C.B. Residencia Las Encinas CDP)

“EL TORALÍN RUGIÓ PARA HACERSE CON LA VICTORIA”. (C.B. Residencia Las Encinas CDP)

En la tarde del sábado visitaba el Toralín el Santo Domingo de Betanzos –un equipo que superaba hasta entonces al C.B. Residencia las Encinas en la clasificación y con el que ahora los ponferradinos se hallan empatados a victorias en la Tabla, gracias a los enfrentamientos directos entre ambos conjuntos– que, tras su derrota, queda ahora situado inmediatamente por debajo.

Antes del choque se esperaba un partido duro e intenso, avisándose en la previa de la confrontación – conforme también a declaraciones del entrenador local– que sería una lucha hasta el minuto 40. El encuentro transcurrió confirmando los augurios, con marcadores igualados durante buena parte del enfrentamiento deportivo, terminando así el primer cuarto con una leve ventaja blanquiazul: 18-17, a su favor. El segundo intervalo se decantaría, sin embargo, hacia el conjunto visitante, debido a su mejor labor defensiva y esta circunstancia, unida y potenciada por el pobre acierto anotador de los chicos del C.B. Residencia Las Encinas CDP, desembocaría con unos registros que desequilibraban la balanza hacia los foráneos. Los jugadores de Juan Norat –presentando una tarjeta de 2/17, en tiros de 3 puntos– contribuiría a que los brigantinos se despegaran en el tanteador, consiguiendo un parcial de 16-26 en dicho período (lo que les permitiría irse al descanso con una distancia apreciable: 34-43).

Tras la reanudación de la disputa, la contienda invertía paulatinamente su sentido y comenzaba entonces a cambiar, puesto que el C.B. Residencia Las Encinas se mostraba más consistente y fiable en cuanto a su concepción de juego colectivo. Esta mudanza en positivo les posibilitaría, a continuación, acercarse ligeramente en las cifras que se iban registrando en el luminoso. Esta tendencia se plasmaría, antes de llegar al último y definitivo acto, mediante unos números relativamente ajustados: 51-57.

El postrer y decisivo lapso temporal condujo a contemplar –a partir de sus primeros instantes– una confrontación intensa y, a la vez, la garra habitual de los anfitriones, demostrando que difícilmente iban a dejar escapar una victoria que tenían al alcance de la mano. Con esta actitud idónea en el tramo conclusivo, el C.B. Residencia Las Encinas se dedicó a efectuar una destacada labor defensiva (que resaltaba respecto a la de sus adversarios), no haciendo nada sencillo que el Santo Domingo Betanzos evidenciara su anterior efectividad ante la canasta rival (acumulando entonces los gallegos una magra cosecha en este aspecto: unos insuficientes 12 puntos en este trecho, destinado a dar término al espectáculo). Al remate del competido partido –que se produjo tras una fase caracterizada por un grado remarcable de emoción y nervios– el C.B. Residencia Las Encinas se alzaría con una victoria estrecha y algo reducida, de 5 puntos: 74-69.

La siguiente cita que nos aguarda es la más compleja, en el plano estadístico, ya que viajaremos a la casa del líder invicto del Campeonato (con una plantilla de otra mayor categoría): el C.B. Marín Peixegalego. En esta ocasión, la gesta de ganar a los todopoderosos marinenses se vislumbra improbable mas nuestro club no renunciará a intentarla y formulará una oposición a denotar, similar a la frecuentemente patentizada.