C.B. RESIDENCIA LAS ENCINAS CDP: “TARDE EN FAMILIA CON BUEN FINAL”.

El sábado el C.B. Residencia Las Encinas disputaba un nuevo partido en su casa: no era una jornada cualquiera ya que se trataba del día elegido para realizar la GRAN FOTO DE FAMILIA, en la que todos los miembros (componentes de los diferentes equipos) estarían presentes. En esta ocasión la confrontación se dilucidaba contra uno de los filiales que se integran en el Grupo AB: el Básquet Coruña, que se presentaba en el Toralín –ocupando uno de los puestos bajos de la clasificación–, pero quizás únicamente debido a la juventud de sus propios jugadores (puesto que varios de ellos  disponen de capacidades sobradas para jugar bien al baloncesto).

Comenzaba el enfrentamiento mal para los nuestros. Así, nada más arrancar el choque, se completaba un parcial de 0-8 para los visitantes (y adverso respecto a los anfitriones), al que rápidamente el C.B. Residencia Las Encinas respondería. La desventaja, por tanto, iría disminuyendo y así incluso se llegaba al final de este primer cuarto ya con un 27-25 en el marcador (a favor de los locales).

En el segundo acto de la contienda deportiva el C. B. Residencia Las Encinas se mantuvo serio en su trabajo sobre la cancha, no permitiendo canastas fáciles al Básquet Coruña y consiguiendo de este modo ataques dinámicos. Esta actitud sobresaliente posibilitaba a los bercianos continuar anotando, a fin de abordar el descanso en franquicia: 50-45.

Tras el paso por los vestuarios el C.B. Residencia las Encinas pugnaría con éxito por romper el signo del encuentro de manera definitiva, mejorando aún más en cuanto a la intensidad en defensa y apoderándose de un terreno sustancial: el dominio del rebote, lo que habilitó a los blanquiazules a establecer un diferencial –en este penúltimo intervalo– de 20-9. Cerraría este enfrentamiento baloncestístico un último período bastante igualado, en el que el C.B. Residencia Las Encinas supo controlar el ritmo de juego. Ello le sirvió para evitar sustos y complicaciones, en esta fase postrera y decisiva, que pudieran conducir a una derrota inesperada en esta relativamente trascendente confrontación. En definitiva, se disfrutó de una notable y correcta actuación del C.B. Residencia Las Encinas CDP en su propio feudo. Y más satisfactorio todavía es habérsela ofrecido a toda su entregada parroquia. El indispensable ánimo proporcionado por sus bases sociales catapultó a los ponferradinos en pos de  la victoria y, de esta manera, trataron de hacer las delicias de todos los aficionados asistentes (entre los que se hallaban, preferentemente, los participantes en los distintos combinados que constituyen la meritoria cantera).