LUCHA ANTISEÑORIAL DE CORTIGUERA DE EL BIERZO.

CORTIGUERA ANTISEÑORIAL.

por Javier Lago Mestre.

Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo.

En la llamada provincia de El Bierzo, durante la Edad Moderna, predominaba el régimen señorial. Los diferentes señores, eclesiásticos y laicos, ejercieron su poder sobre sus vasallos dando lugar a numerosos conflictos. En este caso veremos los distintos mecanismos de resistencia de los vecinos de Cortiguera ante sus señores.

La documentación histórica nos indica que en los años 1625 y 1630 los concejos de Fuentesnuevas y Cortiguera pleitearon con el señor Gómez Ares de Cancelada, dueño de la segunda localidad, porque impedía el pasto de los ganados, cuando era costumbre inmemorial, apresándoles sus bueyes. Posteriormente, es el propio corregidor de Ponferrada quien pleitea con dicho señor de Cortiguera (1648). Ambos se disputaban la posesión de la jurisdicción civil y criminal sobre Cortiguera, así como el nombramiento de alcaldes y otros oficiales concejiles.

En 1692 la presión de los señores de Cancelada sobre Cortiguera vuelve a ser cuestionada. Los vecinos protestan contra el pago del foro que consiste en 24 cargas de trigo y 54 reales de dinero. El concejo rechaza el supuesto señorío y la prohibición de segar hierba en Valdemolín por ser tierras concejiles. Como reacción solidaria, los concejos vecinos de Fuentesnuevas, Columbrianos y Bárcena del Río fijaron un coto redondo para uso de Cortiguera, “en donde pudieran libremente labrar, pastar, rozar y criar yerba, para que los vecinos usasen de el por si solos” (J. Rodríguez Cubero, 2011).


En el siglo XVIII esta conflictividad señorial continúa. Así se inicia en 1701 y destaca la demanda de 1770 en que el concejo de Cortiguera pretende ejercer el derecho de retracto y compra por 630 ducados de la jurisdicción. Sus vecinos alegan “la infelicidad y aniquilamiento en que se allaba el pueblo de Cortiguera y sus naturales de el, bajo el yugo de un señor tirano”. Como consecuencia la Corona ordenó al corregidor de Ponferrada la incorporación al realengo de este lugar (J. Balboa de Paz, revista Bierzo, 2017).

Pero los Cancelada pleitearon de nuevo hasta conseguir sentencia favorable en 1793. El historiador J. Bartolomé Bartolomé nos informa de la consecución de una concordia con los vecinos (Vino y viticultores en El Bierzo, 1996). Esta concordia incluye de nuevo el reconocimiento de la jurisdicción señorial y el pago foral de 65 fanegas de centeno, 30 gallinas y 100 reales en dinero.


La Guerra de la Independencia favoreció las demandas antiseñoriales. En 1814 nueva demanda vecinal porque pretenden “conseguir alivio se fuese de su Real agrado pues les es muy imposible pagar de un golpe ciento treinta fanegas de grano (…) vencido en estos años y repartirlo entre veinte y quatro vecinos”. Según transcribe J. Balboa de Paz, los vecinos quieren ser libres, “les cueste vender sus camisas, pues desean con bibas ansias ser vasallos de V.Majestad para de esta suerte salir de la pesada esclavitud que tanto les ha oprimido y está oprimiento un tirano con el nombre de señor”. Cortiguera aún tendría que esperar por su libertad hasta el fin del régimen señorial.

O Bierzo, febreiro de 20018

www.obierzoceibe.blogspot.com