• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • “La Deportiva ofrece una imagen precaria en una regular segunda parte, acorde con otros momentos clave de la Temporada”.

“La Deportiva ofrece una imagen precaria en una regular segunda parte, acorde con otros momentos clave de la Temporada”.

Sobre todo, a partir de lograr sus oponentes el tanto del empate justo antes del intermedio , se produjo un cambio a peor de los blanquiazules (tanto en el aspecto físico como por lo que respecta al mental y colectivo). Además, en el transcurso del segundo acto se detectaron algunos desajustes defensivos (que ya parecían olvidados y solventados).

El encuentro comenzó mostrando una impresión prometedora todos los jugadores ponferradinos. Dominaban justamente en tres cuartos del campo aunque no transformaran este evidente control en ocasiones claras. Por ello, la aproximación inicial al marco contrario provino de Bikoro (en el minuto 13), mandando el balón elevado. A renglón seguido, en el minuto 14, era el madrileño Cidoncha el que lo intentaba pero se encontró su envío con el cuerpo de un zaguero rival y salió fuera. Y un poco después, otra vez el mismo protagonista realizó una estupenda elaboración de jugada efectuando dos meritorios recortes mas no definió con acierto (minuto 17).

Proseguían los anfitriones con su mayor posesión de la pelota y se sucedió aún una oportunidad relevante de alterar el tanteador, inmediatamente antes de que esto acaeciera: en el minuto 26, el barcelonés Iago Díaz proporcionaba un servicio destinado a la cabeza de Yuri. Este conectó y su testerazo fue despejado por un defensa a córner.

Y algo más tarde (minuto 28) llegó la variación en el luminoso a favor de los locales, fruto de la señalización de una pena máxima (falta cometida por el sansero Bodgar, que empleó su mano a fin de desviar el esférico ‒ al no poder de otra forma evitar un regate ‒ en el interior de su área). Este castigo lo ejecutó el ariete Yuri (discurriendo el minuto 29), con seguridad y buen tino. A partir de este instante el equipo berciano se relajó, a pesar de que sus contrincantes no demostraban demasiado peligro ofensivo.

En el minuto 38, no obstante, el cancerbero vasco Mandaluniz se vio obligado a completar una gran parada ya que un tiro de Rubén Ramos orientado hacia la escuadra contenía una dificultad máxima si se pretendía atajar.

Y en el minuto 44 en las postrimerías de este periodo Bikoro colocaría las tablas en el electrónico, al superar en un “mano a mano” al debutante portero de los anfitriones. Esta contingencia supondría un mazazo insuperable para el once de la “Ponfe”.

Una vez retornadas ambas escuadras de los vestuarios, en el minuto 46, el sevillano Menudo disparó ajustado al poste. Pero esto era simplemente un destello, que no se mantendría por parte de los hombres de Carlos Terrazas.

En el minuto 48 Zazo avisaría del riesgo que corría el portal deportivista. Su lanzamiento fue conjurado por un sumamente oportuno Álvaro Moreno. Y entonces, en el minuto 53, los visitantes se situarían en franquicia: Toni Arranz remató adecuadamente un saque de esquina, posicionado estratégicamente en el segundo palo.

Y tampoco se demoraría apenas la diana que serviría al objeto de establecer el definitivo resultado: en el minuto 59 Fernando Ruiz recibió el cuero y batió al guardameta de sus competidores, por bajo.

Los comarcanos, pasado este mal trance, trataron de acortar distancias con más tesón que orden y calidad. En el minuto 70 Yuri chutó a puerta y un defensor fue capaz, en un esfuerzo postrero, de despejar (justamente cerca de la línea de meta). Y en el minuto 80 el murciano Isi probó fortuna, y el arquero foráneo neutralizó su acción blocando de manera eficaz.

El resto de tiempo que quedaba no aportó apenas nada reseñable. Se convirtió en una demostración de la inconformidad del respetable con lo visto y una impotencia apreciable de los integrantes del combinado perdedor. En resumen, este “quiero y no puedo” lamentable se enfrentaba al “saber hacer y oficio contrastado” (plasmado en la correcta interpretación de la disputa, cualidad que patentizaban los discípulos del ex colchonero Alfredo Santaelena).

ALINEACIONES:

SD PONFERRADINA:

Mandaluniz; Fernando Román, Jon García, Álvaro Moreno; Menudo, Andy, Cidoncha (min. 61, Saúl), Jorge García; Iago Díaz, Yuri e Isi.

UD SANSE:

Diego Barrios; Bogdan, Nandi, Lluch, Saúl (min. 84, Rubén Sánchez); Toni Arranz, Zazo; Fer Ruiz, Borja Díaz (min. 90, Maganto), Bikoro; y Rubén Ramos (min. 60, Carlitos).

GOLES:

1-0 (Yuri, 29′, de p.), 1-1 (Bikoro, 44′), 1-2 (Toni Arranz, 53′), 1-3 (Fernando Ruiz, 59′).

ÁRBITRO:

El Sr. Álvaro López Parra, del Comité cántabro. Amonestó con sendas cartulinas amarillas a Bogdan (min. 28) y Rubén Ramos (min. 30), por el bando del conjunto del norte de Madrid; y solamente a Isi (min. 83), entre sus adversarios.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la vigésima jornada del Campeonato nacional de liga de Segunda B, en su Grupo I. Al Estadio de “El Toralín” acudieron unos 2 959 aficionados (conforme al recuento oficial). En los prolegómenos se guardó un minuto de respetuoso silencio en memoria de Carlos Pérez Fernández, recientemente fallecido y antiguo componente del plantel blanquiazul. El club le rindió así un cumplido homenaje.

                                                            Marcelino B. Taboada