CB BEMBIBRE PDM: “Una de cal y otra de arena”.

El CB Bembibre PDM muestra su reciente mejoría y se impone a su rival regional directo”.

Se trataba de un encuentro entre dos conjuntos equiparables pero que se hallan instalados en la zona media-baja de la clasificación.

Y cayó la cuarta victoria para las “rojillas” bembibrenses, la tercera en su fuedo (fundamental si se desea aspirar a la tranquilidad competitiva). Sin embargo e inversamente, las castellanas se colocan, tras esta derrota, en una situación preocupante (como penúltimas de la tabla y con sus seis últimos choques disputados saldados con fracaso).

El enfrentamiento deportivo, por otra parte, fue bastante igualado y exclusivamente se rompió en el postrer intervalo (merced a una evidente diferencia en intensidad defensiva).

La confrontación se iniciaba de modo engañoso, con las locales acumulando un 7 a 0, gracias al tándem balcánico Rakovic-Pašić. La reacción contundente de sus contrarias, no obstante, no se haría esperar y las foráneas se pondrían por delante (9-11) merced, sobre todo, a los 8 puntos consecutivos de la norteamericana Brianna Butler y como consecuencia del acierto desde la línea de 6,75. Replicarían a renglón seguida las chicas del Bierzo Alto, culminando su buena fase con una última canasta de la serie a cargo de la estelar canadiense Quinn Dornstauder: 20-15.

A continuación se presenciaron los mejores momentos de las anfitrionas, con la aportación destacada de la nacional Laura Aliaga, materializando tres encestes triples. Ello estableció, en el electrónico, un cierto margen favorable a las locales (que en esta ocasión lucían de azul): 32-23. No se amilanarían las contrincantes zamoranas y contrarrestarían replicando también con varias canastas de tres y los 4 puntos seguidos de Gisela Vega, remontando así en el luminoso: 34-33.

Las muchachas de Fran García pugnaron, llegadas a este punto, por irse en ventaja y, a pesar de sus esfuerzos, no alcanzaban su meta: tras un 2+1 de la sueca Elin Gustavsson, la estadounidense Alisia Jenkins atinaría en su intento desde el exterior y se encararía así el tiempo de pausa con unos números apretados en los registros: 44-40.

Retornados ambos cuadros de los vestuarios, las visitantes limarían distancias hasta empatar plasmando esta situación en las cifras que mostraba el resultado. En esta misión se emplearon con mucho provecho y apreciable rendimiento, distinguiéndose, María Lizarazu y la aludida norteamericana Jenkins. Precisamente, a partir de entonces, surgió la figura de la montenegrina Kristina Rakovic, que revertió esta tendencia con un acierto en un tiro de tres. El resto de este intervalo se saldó, fundamentalmente, mediante dos objetivos antitéticos aunque no superados: mientras las bercianas trataban de poner tierra de por medio, sus adversarias pretendían mantenerse en la cerrada competencia. De este modo, una vez que Ainhoa López obtuviera un 2+1, las acciones oportunas y decisivas del cuarto en cuestión (protagonizadas por Rakovic y Brittany Brown) fijaban el tanteador en un 63-57 y daba la impresión de que el encuentro todavía quedaba al albur de lo que sucediera después.

Y ya inmersos en el período de conclusión, en principio se resintió ostensiblemente la efectividad de ambas escuadras. Y solamente osaría y lograría romper esta tónica la internacional Jovana Pašić, en un contraataque (precedido por la lesión momentánea de la alero-franquicia de las jugadoras de Lucas Fernández, Jenkins).

Seguidamente el adelanto de las ganadoras se iría aproximando a la decena y se rebasaría incluso, tras la transformación de tiros libres – por parte de Rakovic – y una adecuada penetración de esta misma ala-pívot.

Volvería, no obstante, la mencionada Jenkins a fin de arreglar la complicada papelera para las suyas. Pero el remedio no era apenas posible, debido a la contundencia de la retaguardia de las de la villa del Boeza. Y, justamente en este punto, los lanzamientos desde la línea de personales de la serbia Aleksandra Stanaćev situó las cosas orientadas hacia una clara resolución para sus colores.

En resumen, este derbi autonómico de casi proximidad (que ya se ha convertido en una cita bastante habitual), disputado entre los combinados naranja – blanco, en esta oportunidad – y rojo –  azul, en este particular enfrentamiento –, se saldó con una ventaja importante a favor de las contrincantes locales. El tanteador se antoja justo aunque, por la significativa y notoria distancia, quizá no refleje fielmente lo acaecido en la cancha. Y es que la finalización algo desequilibrada ampliaría una sensación de descompensación que antes no se patentizó.

FICHA-RESUMEN:

EMBUTIDOS PAJARIEL CB BEMBIBRE PDM (81):

Brittany Brown (22), Jovana Pašić (9), Quinn U. Dornstauder (14), Aleksandra Stanaćev (6), Kristina Rakovic (16) quinteto de salida , Ellen Åström (-), Laura Aliaga (9) y Elin Gustavsson (5).

CB QUESOS EL PASTOR DE ZAMORA (66):

Brianna Butler (14), María Lizarazu (17), Gisela Vega (4), Anja Majstorovic (3), Celia García (-) cinco de partida , Jelena Ivezic (4), Ainhoa López (6), Lina Pikciute (-) y Alisia Jenkins (18).

PARCIALES:

1er. C (20-19), 2º C (24-21) 44-40, en el descanso , 3er. C (19-17), 4º C (18-9).

LA CLAVE:

La relativa superioridad en la zona, basada en el dominio en la pintura de la 5 canadiense Quinn Dornstauder.

LAS MVPs:

Hay que reseñarlas (ambas) en el combinado comarcano del Bierzo: Brittany Danielle Brown (22 puntos en su haber, 8 rebotes capturados y dos asistencias suministradas, lo que le valió un total de 26 créditos) y la citada Quinn Urbaniak Dornstauder (14 puntos en su casillero, apoderándose nada menos que de 15 rebotes y sirviendo dos asistencias, con una valoración global de 22 puntos).

ÁRBITROS:

Los Sres. Carlos Gallego Rodríguez y Daniel Pazos Pazos.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 10ª Jornada del Campeonato nacional de liga de baloncesto femenino, cuyo escenario fue el Pabellón “Bembibre Arena”. En las gradas se apreció una afluencia de público aceptable (calificable de normal).

_______________________________________________________________________________________

El CB Bembibre PDM dispuso de opciones válidas hasta los últimos instantes”.

Este encuentro, celebrado hace nueve días, enfrentaba a dos conjuntos que se caracterizan por sus anhelos de conseguir la mejor posición posible en la Tabla. Sin embargo, las trayectorias son hasta el momento ciertamente algo opuestas en esta primera vuelta: mientras que las catalanas se hallan a punto de alcanzar el honor y mérito de acceder a la disputa de la Copa de S.M. la Reina, sus rivales en esta confrontación venían acuciadas por una cierta urgencia por escapar de la amenaza de instalarse en los lugares complicados de la Clasificación (en este aspecto, sirva como nota ilustrativa que únicamente han sido capaces de imponerse en un choque “a domicilio”).

La contienda se desarrolló frecuentemente mediante períodos sumamente igualados y el resultado pudo favorecer a cualquiera de los equipos en liza.

El enfrentamiento deportivo se inició con un leve avance en el marcador para las rojillas (en este caso azuladas): 2-5. Pero, a partir de este punto, sus oponentes encadenarían 10 puntos consecutivos (12-5, completando un parcial importante) y tendrían en esta tesitura como protagonistas fundamentales a Belén Arrojo (que sumó 7 puntos en este intervalo de comienzo) y a la maliana Mariam Coulibaly (que, a su vez, secundó a la nacional y añadió en su cuenta, oportunamente, 6 valiosos puntos). Así este acto inaugural terminó con un 15 a 10, gracias a una leve reacción de las bembibrenses. De esta manera se materializaba y anticipaba el sino frecuente de la confrontación: una reducida, o incluso ninguna, ventaja de las debutantes e integrantes del conjunto-revelación de la categoría.

La continuación, al contrario, resultó más movida en cuanto a efectividad e intensidad. Comenzó este lapso temporal con la irrupción incontenible de Dornstauder y Brown, limando ostensiblemente el ligero retraso de las suyas. A renglón seguido se produjo la brillante aparición de Laura Peña, que encestó 7 puntos imprescindibles en esta su resaltable secuencia. Mas, poco más tarde, la base organizadora de las foráneas la internacional serbia Aleksandra Stanaċev alcanzó subir al electrónico las tablas.

A pesar del empeño de bercianas y besonensas, el tanteador se ajustaba con guarismos semejantes: los ensayos acertados de las catalanas, consumados con un par de triples, fueron respondidos parcialmente con un 2+1 de Brown en el segundo que clausuraba la mitad de principio. En el ecuador se contabilizaban así las victorias repartidas, adjudicándose un período adjudicado cada uno de los combinados en acción.  

Una vez retornadas las jugadoras de los vestuarios, el ritmo lo impusieron las anfitrionas, que subieron un expresivo parcial de 8 a 0 al electrónico. En esta fase sobresalió la base norteamericana Riley. En sentido opuesto, contrarrestando la avalancha anterior, las visitantes retornaron a acortar la entonces expresiva distancia que habían acumulado las locales (destacando en esta tarea la balcánica Rakovic, que anotó 8 de sus puntos individuales en este preciso cuarto). De este modo la diferencia se reducía a solamente 3 puntos. Y todavía restaba un estirón constatable, procedente del lado de las animosas chicas del Bierzo Alto, culminando una racha que mostraba un 0 a 7. Este concreto hecho permitió llegar al último tramo de disputa con un empate, plasmado adecuadamente en el electrónico: 51-51. En consecuencia, las jugadoras de Fran García igualaban los números al final de este penúltimo espacio, merced al tino desde la línea de 6,75.

Quedaba, por tanto, todo por dilucidar. Y el azar resolvería el sentido de la contienda. Empezaron las de la villa del Boeza con poco o nulo acierto. Su ostensible falta efectividad la aprovecharían sus rivales al objeto de adelantarse con 7 puntos más en su casillero. Era por en aquellos lances cuando Helena López se exhibía (a través de la aportación de 5 puntos), a título de principal encargada de plasmar la ventaja de su equipo. Pero, en sentido contrario, sus contrincantes tratarían a todo trance por aminorar su retraso, a base de triples.

Replicaron, por su parte,  las barcelonesas con tiros también de tres (de Mireia Vila y Arrojo, respectivamente). Y nuevamente sus oponentes se acercarían con peligro. A pesar de que – a un minuto de la conclusión – las lilas se imponían de ocho, sus adversarias actuaron con seriedad y rigor. Aún se hallaba el triunfo por adjudicar cuando Rakovic lanzó con éxito un triple. La máxima anotadora Brown, asimismo, tornaba a apretar los registros por instantes (en una serie que evidenciaba un ilustrativo y meritorio 1 a 8). E incluso hasta tres oportunidades se malograrían por las leonesas a los efectos de forzar la prórroga: dos a disposición de Brown y otra de Rakovic.

En resumen, las perdedoras anduvieron muy próximas a derrotar al equipo que está constituyendo la sorpresa inesperada de esta campaña. No se consiguió tal hito por escaso margen y un poco de de mala suerte.

                          RESUMEN DE LA FICHA TÉCNICA

SNATT´S CB FEMENÍ SANT ADRIÀ (69):

Laura Peña (11), Belén Arrojo (16), Marta Claret (4), Mariam Coulibaly (6), Mireia Vila (6) quinteto de salida , Andrea Ch. Riley (12), Helena López (7), Itziar Llobet (3), Carla Balagué (-) y Bojana Kovacevic (4).

EMBUTIDOS PAJARIEL CB BEMBIBRE PDM (66):

Brittany Brown (22), Jovana Pašić (-), Quinn Dornstauder (17), Aleksandra Stanaćev (10), Kristina Rakovic (9) cinco titular , Ellen Åström (2), Laura Aliaga (-), Bineta Ndoye (2) y Elin Gustavsson (4).

PARCIALES:

1er. C (15-10), 2º C (24-27) 39-37, en el intermedio ‒, 3er. C (12-14), 4º C (18-15).

LA CLAVE:

En los episodios esenciales, como datos remarcables, cabe reseñar un fallo inusual en la conversión de tiros de uno del bando perdedor y, además, una menor aportación porcentual en la parcela de transformación ‒ de los intentos de canasta ‒ desde el exterior.

LA M.V. P.:

Esta condición la alcanzó la norteamericana Quinn Urbaniak Dornstauder, que lograría 22 puntos en su valoración personal. En el terreno de relevante anotación particular es preciso mencionar, asimismo, a la norteamericana Brittany Danielle Brown (por el lado de las derrotadas, 22 tantos) y a su contendiente y rival Belén Arrojo (de la partida del técnico Fabián Téllez).

ÁRBITROS:

Los Sres. Asier Quintas Álvarez y José Cristian García Rodríguez.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 9ª Jornada del Campeonato de la Liga regular Día de baloncesto femenino, cuyo escenario fue el Pabellón Marina de la localidad de Sant Adrià de Besòs. En los prolegómenos del espectáculo deportivo se guardó un minuto de silencio, en consideración y conmemoración del ya tradicional Día Internacional por la eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre).