• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • ‘La Deportiva, a pesar de no mostrarse inferior a su rival, sucumbió por goleada.’

‘La Deportiva, a pesar de no mostrarse inferior a su rival, sucumbió por goleada.’

De este modo, el equipo berciano (uno de los mejores de la categoría, en teoría) solamente aspira en la actualidad a salir pronto de los puestos de descenso.

El encuentro comenzó con una lucha intensa por el control del juego, que se mantendría durante el resto del choque. La primera ocasión de peligro provino del cuadro foráneo, al tratar de salvar Iago Díaz la oposición del portero de sus oponentes. El esférico, finalmente, saldría alto.

Pero en el minuto 3, poco después, el ariete local Deivid aprovecharía un servicio oportuno procedente de la banda derecha. Su definición la encaminó junto al poste e introdujo la pelota en el fondo de las mallas.

Esta alegría de los locales, sin embargo, se vería empañada (antes de llegar al minuto 7) con un chute del murciano Isi, situado en el exterior y cerca del área. Ensayó un disparo que, al ser despejado por el cancerbero Brais, se estrelló en el travesaño y presumiblemente traspasó la línea de la portería.

Lo que quedaba de esta mitad de inicio no evidenció demasiado riesgo para los portales respectivos: únicamente, transcurriendo el minuto 14, el defensor blanquiazul Jon García despejaría el balón en un remate (de los franjinegros) que se dirigía contra su propio marco.

En resumen, en la primera parte se estableció una disputa equilibrada por el dominio en la parcela ancha mas sin un fruto apreciable respecto a ninguno de los dos bandos.

Retornadas ambas escuadras de los vestuarios, la suerte se decantaría hacia los anfitriones.

En el minuto 53 el colegiado señaló una pena máxima a favor de los gallegos. Óscar Sielves sería el encargado de transformarla con acierto. El joven cancerbero Héctor adivinó su intención aunque, tal vez, su relativa envergadura (altura) no le permitió parar el cuero en una baldía estirada. Iba el tiro demasiado ajustado al palo.

En sentido inverso, en el minuto 66, el sevillano Menudo lanzó cuando se encontraba al borde del área de sus contrincantes. Así acababa una colectiva jugada de los suyos y quizá la más elaborada y brillante de la contienda. El guardameta, no obstante, lograría (ubicado junto al poste) desviar el envío.

Y, a partir de esta postrera y destacada aproximación de los de Terrazas, el tiempo que faltaba hasta la conclusión se convertiría en una constatación de diversas carencias de los visitantes (tanto en el plano anímico como de actitud). En el minuto 73 Diego Diz se beneficiaba de un rechace de la retaguardia de sus adversarios, tras la materialización de una falta (la misma que supondría el abandono del terreno de Fernando Román), y conseguiría de esta forma aumentar la ventaja en el electrónico. Mas, esta vez, todavía los ganadores no se contentarían ante la insuficiente reacción de sus contrarios.

Al objeto de poner la guinda a una tarde afortunada de los vigueses, Deivid alcanzaría su ansiada recompensa en forma de “doblete”. En el minuto 76 completaría una acción a balón parado procedente del lateral y colocaría el registro ya decisivo en el tanteador.

En definitiva, como refería el entrenador burgalés de la “Ponfe”, la trayectoria de los conjuntos no es simplemente producto de la casualidad: en consecuencia, los fallos colectivos de sus jugadores responden a un mal común y que se viene arrastrando últimamente. Debido a su persistencia y frecuencia, no se vislumbran signos que impliquen solución  alguna ni propósitos de enmienda efectivos.

ALINEACIONES:

CLUB RÁPIDO DE BOUZAS:

Brais; Cristian, Trigueros, Colo, Ruxi Bonet; Óscar Sielves; Isma Gallar, Iago Pérez (min. 59, Caba), Diego Diz, Carlitos (min. 63, Adrián); y Deivid (min. 88, Carnero).

SD PONFERRADINA:

Héctor; Yac (min. 46, J. C. Menudo), Fernando Román, Álvaro Moreno; Jon García, Saúl, Cidoncha, Ríos Reina; Iago Díaz (min. 75, Andy), Pallarés e Isi.

GOLES:

1-0 (Deivid, 3′), 1-1 (“Isinho”, 6′), 2-1 (Óscar Sielves, de p., 54′), 3-1 (Diego Diz, 73′), 4-1 (Deivid, 76′).

ÁRBITRO:

El Sr. Enrique Gao Aladro, del Comité asturiano. Desarrolló una mala actuación global, con errores importantes y evidentes. Amonestó con tarjetas amarillas Yac (min. 22), por el lado ponferradino; y a Deivid (min. 32), por lo que respecta al otro competidor. Además decretó la expulsión de un integrante por cada combinado participante: Trigueros (por reiteración de cartulinas, en el minuto 60) y Fernando Román (por idéntica razón, precisamente en el minuto 71).

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la XVI Jornada del Campeonato liguero de Segunda B, en su Grupo I. El escenario de la confrontación deportiva fue el Estado municipal “Baltasar Pujales”.

                                                             Marcelino B. Taboada