OTROS BENEFICIOS DE LOS COMUNALES BERCIANOS.

OTROS BENEFICIOS COMUNALES,

por Javier Lago Mestre.

Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo.

Todos hemos oído hablar de la llamada Economía del bien común. Ésta ha sido desarrollada en un libro del mismo título por Christian Felber. En su texto se mencionan muchos temas de sumo interés socioeconómico. Nosotros incidimos en uno de los tipos de propiedad. Felber se fija en los bienes comunales democráticos referidos a transporte público, universidades, etc. Según él estos bienes comunales modernos derivan de los antiguos bienes comunales rurales que denomina como bienes comunales privados. Y de estos últimos sabemos mucho en la región berciana porque los conservamos en la actualidad.

Cuando miramos los bosques y montes bercianos pocos saben que muchos de ellos son comunales, propiedad de nuestros pueblos. Esos soutos, carballeiras, morteiras, brañas, etc, hoy abandonados, tuvieron durante siglos una explotación comunal por sus vecinos. Pero estos bienes agroganaderos todavía tienen muchas potencialidades.
Los bosques antiguos cada vez son más valorados por los turistas, caso del faixal de Busmaior, e incluso están dispuestos a pagar por su visita. Otro tanto acontece con la conservación de los llamados árboles singulares, venerados por los visitantes ocasionales. Y los naturalistas son capaces de desplazarse cientos de kilómetros para disfrutar de los animales salvajes, caso de las berreas, lobos, osos, etc. Estos turistas especializados precisan de servicios (alojamiento, transporte, alimentación…) que favorecen el desarrollo rural berciano.

Los parques micológicos y los soutos de castiñeiros pueden aportar nuevos recursos a las pequeñas comunidades rurales con la recolección de setas y castañas por sus visitantes ocasionales. En las riberas fluviales, las choperas de crecimiento rápido son otra fuente de recursos económicos.

Cada vez se popularizan más en El Bierzo rural las pruebas deportivas de todo tipo, carreras a pie, en bici, automóvil, etc. Unos pocos deportistas buscan la victoria final, pero la gran mayoría vienen a disfrutar de las carreras y de nuestros paisajes. Son cientos de deportistas que ayudan a la promoción turística de nuestra región y aportan recursos económicos a El Bierzo.

Las grandes empresas eléctricas se han beneficiado de los pantanos, de los molinos de viento y de las lineas de transporte de energía sin pagar lo debido a las pedanías bercianas propietarias del suelo rural. Va siendo hora de exigir una reactualización del impuesto de bienes inmuebles. Cuanto habrá que esperar por un impuesto ecológico que favorezca a las localidades con grandes masas boscosas que convierten el tóxico CO2 en oxígeno vital.

El turismo rural aprecia las singularidades, casos de nuestro patrimonio etnográfico, paisajes, orografía, gastronomía, explotaciones romanas, castros, etc. Tenemos para ello grandes rutas turísticas, como el Camino de Santiago o el de invierno, pero todavía restan otras muchas rutas (canales romanos, Ancares, etc.

El problema de los incendios forestales se podría resolver con otra política más permisiva con la introducción de los ganados en los montes. El vacuno, ovino y caprino podrían limpiar nuestros montes y aportar recursos a las pedanías. Y las plantas arbustivas tienen sus potencialidades, como combustible, caso de las uces, piornos, buxus, etc o en la farmacopea.

O Bierzo, novembro de 2017.