‘La Deportiva cae a puestos de descenso.’

El conjunto blanquiazul (hoy vestido de amarillo) continúa en caída libre y no se vislumbra un cambio inminente. Por otro lado, han surgido comentarios y rumores en torno al clima de convivencia en el seno de la plantilla.

Durante los compases iniciales del encuentro, como es habitual, ambas escuadras se emplearon a fondo a fin de apoderarse del control e imponer su ritmo de juego. Pero, cuando se llegaba casi al minuto 8, los locales se adelantarían en el marcador gracias a un estupendo tiro de Pino desde fuera del área.

Y además, antes del minuto 10, Cifo ‒ ensayando un cabezazo y su compañero Suárez con el pie bien pudieron aumentar la ventaja para los locales.

A renglón seguido comenzarían a reaccionar los visitantes: en primer término, transcurriendo el minuto 10, mediante un lanzamiento de Iago Díaz que detuvo el portero guijuelense; y, más tarde, el balón se pasearía por el área pequeña de los anfitriones sin hallar un posible rematador.

Esta ligera mudanza, en cuanto al signo de la contienda, se prolongó durante un cierto período: en el minuto 25, un oportuno servicio de Ríos Reina sería conjurado (por alto) por el guardameta Kike; y, en el minuto 29, el valenciano Pallarés elevaría el cuero al objeto de salvar la posición del arquero mas la retaguardia del equipo de Jordi Fabregat evitaría el inminente peligro.

Y en el minuto 41, en sentido inverso, Suárez no fue capaz de alcanzar a conectar con la pelota (situado en el segundo palo) y así culminar un pase de cabeza, procedente de Cifo.

En resumen, la mitad de principio se saldaría con una ostensible igualdad, respecto al dominio y oportunidades repartidas entre los dos rivales regionales.

El segundo tramo del choque comenzaría con una fase en que las acciones no se decantaban, con algún riesgo, hacia ninguno de los bandos en liza. Y, una vez inaugurada la serie de acercamientos serios, serían los foráneos quienes gozarían de opciones: en el minuto 59, el sevillano Menudo dispararía de lejos sin apenas dificultad (en neutralizar su envío) para el portero Kike Royo; y a continuación, en el minuto 60, un centro desde el flanco izquierdo ‒ del interior Ríos Reina obligaría a Iago Díaz a definir en posición bastante forzada y sin probabilidades prácticas de éxito.

Los bercianos, a través de lo que restaba de confrontación, prosiguieron mostrando coraje, al mismo tiempo que falta de acierto y fortuna.

En el minuto 65, nuevamente Ríos Reina remitió el esférico al segundo palo y repetiría su carencia de efectividad Iago Díaz (mandando la pelota fuera). Y, ya a modo de colofón y evidencia de la escasa suerte postrera, el madrileño Cidoncha chutó desde la frontal y detuvo el meta de los verdiblancos: Kike.

A manera de conclusión, en el minuto 72, el cancerbero rumano Dinu realizaría una magnífica parada y alejaría el fantasma de una contundente derrota de los ponferradinos. Tal como es habitual, el avance pilló por sorpresa a la defensa en una rápida contra adecuadamente elaborada.

Y en el minuto 77, ya para cerrar el capítulo de aproximaciones reseñables, el vizcaíno Jon García deleitó al respetable con uno de sus característicos “zapatazos”. Pero a su intento se opuso Kike, que efectuó la intervención más lucida de la tarde. Así salvaría a los suyos de un empate, que tal vez fuere lo más justo y razonable (a juzgar por los méritos acumulados por cada uno de los contrincantes).

ALINEACIONES:

C. D. GUIJUELO:

Kike; Raúl Ruiz, Jonathan, Ayala, Kevin; Cifo (min. 67, Manu Dimas), Manu Fuster, Carlos Rubén, Carmona (min. 85, Borja); Pino y D. Suárez (min. 69, Luque).

S. D. PONFERRADINA:

Dinu; Yac, Jon Garía, Á. Moreno; S. Cidoncha, Andy, Néstor, Jorge García (min. 46, J. C. Menudo); Iago Díaz, Pallarés y Ríos Reina.

GOLES:

1-0 (Pino, 8′).

ÁRBITRO:

El Sr. Peña Varela, del Comité andaluz. Amonestó con cartulina amarilla a Ayala (min. 45), en el cuadro salmantino.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la 10ª Jornada del Campeonato nacional de liga de Segunda B, en su Grupo I, disputado en el Estadio municipal de Guijuelo. En los graderíos se registró una aceptable entrada.

                                                          Marcelino B. Taboada