• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • ‘El C. B. Perfumerías Avenida apaliza a su rival y se proclama campeón de la Copa de Castilla y León.’

‘El C. B. Perfumerías Avenida apaliza a su rival y se proclama campeón de la Copa de Castilla y León.’

En descargo de su competidor, hay que subrayar que este se presentaba “en cuadro” y con simplemente siete efectivos válidos, aparte de manifestar una inferioridad manifiesta respecto a un todopoderoso equipo salmantino.

Da la impresión que el club charro y tal vez el Spar Citylift Girona se halla un peldaño por encima de los demás equipos de la Liga Femenina nacional.

El Perfumerías Avenida se ha alzado – apabullando y humillando a su oponente – con la “vitola” de campeón de la Copa de Castilla y León, a base de vapulear inmisericordemente a un C. B. Bembibre “diezmado” por un contundente 76-37 (doblándole el registro global del electrónico), tomándose así una cumplida revancha de la derrota sufrida hace justo un año en el mismo escenario. Erika de Souza con 17 puntos ha sido la máxima anotadora, mientras que Laura Gil ha terminado con una valoración de +22 y ha sido proclamada jugadora más valiosa.

En un partido con varias ausencias (Givens por parte salmantina y Brown y Rakovic por la berciana), las de Miguel Ángel Ortega no han tenido apenas la sensación de enfrentarse un contrincante solvente – debido a su tremenda superioridad – y, de esta manera, terminan invictas en su exitosa pretemporada (cuando ya queda menos de una semana para el debut oficial de las locales “azuladas” en la Supercopa de España, aguardándolas un complicado choque – en su propia pista – ante el Spar Girona).

De nuevo, tal como viene sucediendo últimamente, el C. B. Avenida se ha tomado el compromiso con toda la exigencia posible y no ha concedido ni un segundo de respiro al C. B. Bembibre P. D. M. Con una defensa asfixiante, con una actuación impecable hasta el ecuador del ya habitual encuentro regional, se ha encaminado a su merecido descanso, precisamente mandando con una suficiencia aplastante: un llamativo 53-15. A las visitantes les ha costado un mundo llegar a disponer de acciones de tiro y, en cambio, las salmantinas habían protagonizado todo un recital tanto en transiciones rápidas y dinámicas como en ataques estáticos y elaborados y estos resultan ser dos apartados en los que ha mejorado apreciablemente el conjunto de Miguel Ángel Ortega (en comparación con otras jornadas).

Había funcionado asimismo un aspecto vital y decisivo: el lanzamiento exterior con triples convenientemente distribuidos entre Moss, Silvia Domínguez, Elonu y Quevedo ‒, quedando evidenciado una vez más que hay excelentes tiradoras-encestadoras (siempre que se sepa mover el balón con celeridad para encontrar adecuadas opciones y selecciones de tiro).

Como era de esperar, el ritmo ha bajado ostensiblemente durante la segunda mitad: las jugadoras de la ciudad del Tormes se mostraban por entonces menos frescas, habida cuenta del esfuerzo anterior realizado, y el C. B. Bembibre se dedicó a intentar infructuosamente frenar el juego rentable de sus contrarias (para “salvarse de la escabechina”). Y lo ha conseguido, llevándose como premio la victoria “pírrica” en el parcial del tercer cuarto: 11-12.

La tónica ha continuado por los mismos derroteros en el postrer acto, acabando el partido con la clara supremacía del Perfumerías Avenida, lo que le serviría a los efectos de adjudicarse con honores su 13º “entorchado” (con el que se atribuía la condición de vigente campeón de la XVII Copa de Castilla y León). Por otra parte, esta racha consolidada de invicto “en pretemporada” le declara (al cuadro “perfumero”) aspirante prioritario a cualquier liderato a conquistar (a nivel español).

Fuente: página web del C. B. Perfumerías Avenida de Salamanca.

‘El C. B. Bembibre P. D. M. se clasificó para disputar la final de la Copa de Castilla y León de baloncesto femenino.’

El triunfo se decantó del lado de las bercianas, a pesar de las inoportunas lesiones acumuladas, y no peligró apenas a lo largo del encuentro. Solamente al principio, y en el tramo final, sus oponentes se mostrarían capaces de superarlas.

Durante los compases iniciales de la contienda el C. D. Zamarat logró las únicas ventajas reseñables a su favor. Así lograrían avanzarse con 4 puntos de diferencia en su casillero. Entonces surgía en plan estelar – dominando el juego bajo ambos tableros – la canadiense Quinn Dornstauder y, además, su compañera Stanaćev pondría las cosas en su sitio, situando incluso (tras un triple) a las suyas en franquicia. Y, a partir de este momento, la ventaja de las “rojillas” (hoy azuladas también) se iría incrementando hasta alcanzar la decena de puntos (una vez que contribuyera a ello la montenegrina Kristina Rakovic, materializando un 2+1). La renta bembibrense aumentaría aún más y un triple agónico de la “anaranjada” (en este caso, alba) Marina Lizarazu limaría la desventaja de las castellanas: 23-11, a la conclusión del primer acto. La más destacada en este lapso temporal fue la mencionada balcánica, que sumó 8 puntos en su haber.

En el trancurso del segundo intervalo, en principio, no se alteró la tónica de la competencia. Las adversarias (del cuadro de Bembibre, que defendía el título de la edición precedente) completarían casi la mitad de este tiempo sin ninguna anotación. Y, de este modo, las de la Villa del Boeza consiguieron distanciarse en una veintena de puntos (como “guinda” a una primorosa combinación en la que intervino Dornstauder).

Las jugadores de Lucas Fernández, ante esta tesitura, intentaron meterse en la disputa: después de culminar un parcial de 0 a 6, merced a la aparición de una acertada Pikciute, rebajaban su retraso en el marcador.

Se producía, a continuación, la señalización de una segunda falta antideportiva a Jovana Pasic. Esto no fue óbice al objeto de que se plasmara la reacción subsiguiente de las chicas del Bierzo Alto: su organizadora, Stanaćev, se erigiría en determinante (subiendo 8 puntos a su registro particular en esta fase). No obstante, otra canasta de tres (de sus contrarias, ajustada a la bocina) dejaría el tanteador en un 40 a 27, todavía no definitivo.

El paso por los vestuarios no sirvió a los efectos de equilibrar el choque. El comienzo, no obstante, constató un triple de la “quesera” Brianna Butler. Todo un espejismo pues, a renglón seguido, las jugadoras de Fran García responderían con un parcial de 12 a 2. La quizá mejor participante, Dornstauder, era decisiva y contabilizaba 8 tantos en este penúltimo cuarto. Los números proseguían por la misma senda y se restablecían nuevamente los 20 puntos de adelanto.

Un contratiempo especial a mayores se iba a cernir negativamente, a mayores, sobre las representantes del Bierzo Alto: la lesión inoportuna de Rakovic. Mas esta desgracia no se traduciría momentáneamente en nada subrayable (remate del tercer período: 52-34).

Y restaba el trecho último, caracterizado por la cortedad de ambos banquillos. Las de la capital del Duero buscaron denodadamente un asalto continuado a la canasta de sus rivales, que contó con la oposición perfecta de las dos contrincantes suecas: Elin Gustavsson y Ellen Ålstrom. Así la desigualdad se sustanciaría en un cifra que excedía los 20 puntos.

Las perdedoras, no obstante, mantenían sus opciones y Jenkins retornaba por sus fueros y aportaba algo de emoción a la confrontación. Un lanzamiento triple de Ainhoa López volvía a situar un ápice de incertidumbre en la grada. De esta manera las de Zamora enlazaban un pequeño festival de encestes desde más allá de los 6.75 m.: contabilizaron en este espacio de disputa 12 puntos y se enmendaron en esta parcela. De cualquier forma, el “voltear” el electrónico se antojaba prácticamente imposible aunque no quedara demasiado lejos.

EMBUTIDOS PAJARIEL C. B. BEMBIBRE P. D. M. (61):

Brittany Brown (4), Jovana Pasic (4), Quinn Dornstauder (17), Aleksandra Stanaćev (13), Elin Gustavsson (5) – cinco de partida , Ellen Åström (4), Laura Aliaga (2), Bineta Ndoye (-) y Kristina Rakovic (12).

C. B. QUESOS EL PASTOR DE LA POLVOROSA (55):

Brianna Butler (5), Marina Lizarazu (11), Alisia Jensen (20), Ivana Kmetovska (2), Celia García (-) quinteto de salida , Ainhoa López (6) y Lina Pikciute (11).

ÁRBITROS:

Los Sres. Juan A. Pinela e Igor Estévez.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la XVII Copa de Castilla y León de baloncesto femenino, cuyo escenario fue el Pabellón Würzburg de Salamanca. En los prolegómenos del espectáculo deportivo se exhibió una pancarta en contra de la “violencia de género”.