• Home »
  • ACTUALIDAD »
  • ‘El C. B. Residencia Las Encinas CDP remató su primera participación en la Liga EBA demostrando que no le teme a ningún rival.’

‘El C. B. Residencia Las Encinas CDP remató su primera participación en la Liga EBA demostrando que no le teme a ningún rival.’

Esta vez se trataba de disputar el último partido en nuestra casa, aunque esta vez no fuera el escenario habitual sino el Pabellón Antonio Vecino, vetusto pero con mucha historia.

Se observó un buen ambiente en la grada con dos equipos que se jugaban la honra y el 5º y 6º puesto de la clasificación, presagio de lo que a la postre sería un emocionante partido. Ambos equipos salieron muy metidos en su faceta de ataque y concentrados en el trabajo ofensivo y no tanto en el defensivo (lo que facilitó una gran anotación final). Además, cabe resaltar que el choque nunca se movió por senderos superiores a los 7 puntos de diferencia, lo que refleja la igualdad que hay entre los 2 equipos. De este modo, los locales realizaban una labor coral siendo sus estiletes los habituales en el tiro a canasta: Sam Prescott y James Cambrone, seguidos de cerca por David Valcarce (una destacada temporada lleva completada el canterano) y Leandro Cruvinel. En sentido opuesto – por el lado astur – tanto Lucas Haussman como “Dida” Pereira se significarían pero el alma del equipo resultó ser Hugo Rodríguez, jugador veterano con aquilatada experiencia y que sabe administrar este tipo de partidos.

Como hemos expresado, el encuentro fue una fiesta de encestes casi constantes y equilibrio amparado en variadas fases, con parciales cortos aunque alternos, durante el que todos los intervinientes mostraron unas ganas plausibles de agradar a los suyos: los blanquiazules y los del Principado pugnaban por dejar patente su presencia en el que había constituido nuestro tradicional Coliseo (del inolvidable J. T.).

Finalmente, tras mucha brega y lucha deportiva se llegó al último minuto en el que los de Mieres se encontraron con un punto de ventaja y un par de tiros libres para materializar a su favor (que Manu Parada acabó marrando). Sam, con 5 segundos por delante, recuperó el balón mas desgraciadamente no evidenció el acierto de otras ocasiones y así no logró transformar su lanzamiento a canasta (lo que nos podría haber otorgado la victoria).

En definitiva, la conclusión se saldó con una derrota por un único punto: 90-91. Y, ya a manera de colofón, se procedía a clausurar una notable campaña con un epílogo en el que el baloncesto masculino de élite ha retornado a las canchas bercianas (ponferradinas). Tras este postrer e ilustrativo episodio, solo queda felicitar a la plantilla, cuerpo técnico y directiva por el enorme esfuerzo realizado este año y desearles la misma suerte y buena gestión en la próxima edición. ¡Cómo no!… también es de justicia transmitir las más expresivas gracias a todos esos voluntarios que nos han apoyado todo el año porque sin ellos no hubiera sido posible lo alcanzado. Y, asimismo, es preciso reseñar la trascendental importancia de los patrocinadores y demás socios colaboradores, al mismo tiempo que es indispensable no olvidar la extraordinaria acogida en los medios de comunicación. Y a fin de terminar con el capítulo de reconocimiento, hace falta recordar, sobre todo, a esa excepcional afición que día tras día nos dio alas para seguir soñando. Consideramos que vuestra vuelta a las pistas es nuestro mayor éxito, vuestra ilusión es la nuestra, porque “JUNTOS SOMOS MAS”.

Se cierra un año para enmarcar, pero como dice el adagio popularizado: “lo mejor está por llegar“.

                                                    #SomosCDP #JuntosSomosMas